Enjoy SmartLeges Premium!

Subscribe to SmartLeges Premium and enjoy the following advantages:

  • Consult as many laws as you need with no additional charge
  • Consult almost any law in several countries with the new advanced search engine. All legislation within reach!
  • Enjoy all SmartLeges functions without restrictions
See the plans

An essential and free application for professionals and students in the legal sector

Read more
 

Sign up for free!

Would you like to consult this and other laws complete?

Sign up for free to consult all the laws of SmartLeges in your mobile phone or tablet, as well as underline text, add notes...

Sign up for free!

Share this law Other laws of Mexico
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

LEY DEL ADULTO MAYOR DEL ESTADO DE MÉXICO

Reforma: G.G. 12-08-2011


  • Título Primero. Disposiciones generales
    • Capítulo Único
  • Título Segundo. De los principios y derechos
    • Capítulo I. De los principios
    • Capítulo II. De los derechos
  • Título Tercero. De las políticas públicas e instancias responsables
    • Capítulo I. De las políticas públicas
    • Capítulo II. De las instancias responsables
  • Título Cuarto. Del comité estatal para la atención del adulto mayor
    • Capítulo I. Del objeto, atribuciones y funciones
    • Capítulo II. De su integración y organización
  • Título Quinto. De la familia, la sociedad y las instituciones de atención a los adultos mayores
    • Capítulo I. De la familia
    • Capítulo II. De la sociedad
    • Capítulo III. De las instituciones de atención a los adultos mayores
  • Título Sexto. De las denuncias y sanciones
    • Capítulo Único. Del procedimiento
  • Transitorios

TÍTULO PRIMERO
Disposiciones generales

Artículos 1 - 3

CAPÍTULO ÚNICO

Artículos 1 - 3

Artículo 1

La presente Leyes de orden público, de interés social y de observancia general en el Estado de México y tiene por objeto garantizar el ejercicio de los derechos de los adultos mayores, así como establecer las bases y disposiciones para su cumplimiento, a efecto de mejorar su calidad de vida y promover su plena integración al desarrollo social, económico y cultural de la entidad.

Artículo 2

Para efectos de esta Ley se entenderá por: I. Ley: Ley del Adulto Mayor del Estado de México; II. Adulto Mayor: Hombres y mujeres a partir de los 60 años de edad, que se encuentren domiciliadas o de paso en el Estado de México; III. Asistencia Social: Conjunto de acciones tendientes a modificar y mejorar las circunstancias de carácter social que impidan al individuo su desarrollo integral, así como la protección física, mental y social de personas en estado de necesidad, desprotección o desventaja física y mental, hasta lograr su incorporación a una vida plena y productiva; IV. Atención Integral: Satisfacción de las necesidades de los adultos mayores para facilitarles una vejez plena tomando en cuenta sus hábitos, capacidades funcionales, usos y costumbres; V. Bienestar Social: Resultado de las acciones que realizan las dependencias, organismos auxiliares y entidades de la administración pública estatal y municipal, las familias y la sociedad organizada tendientes a modificar y mejorar las condiciones de vida del adulto mayor; VI. Calidad del Servicio: Conjunto de características que confieren al servicio la capacidad de satisfacer tanto las necesidades como las demandas actuales y potenciales; VII. CEMyBS: Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social del Estado de México; VIII. Comité: Comité Estatal para fa Atención del Adulto Mayor; IX. DIFEM: Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México; X. SMDIF: Sistemas Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia; XI. Geriatría: Rama de la medicina que se dedica al estudio de las enfermedades propias de los Adultos Mayores, así como a su prevención y tratamiento; XII. Gerontología: Ciencia que trata del envejecimiento del organismo humano y a los fenómenos que la caracterizan; XIII. SEDESEM: Secretaría de Desarrollo Social del Estado de México; XIV. Tanatología: Conjunto de conocimiento (sic) médicos relativos a la muerte; y XV. Vulnerabilidad: Condición de indefensión jurídica, social, económica o física, en la que se puede encontrar el Adulto Mayor.

Artículo 3

La aplicación, seguimiento y observancia de las disposiciones de esta Ley corresponde: l. Al Ejecutivo Estatal a través de la Secretaría de Desarrollo Social y del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social y Órgano Rector; y (sic) II. A los Gobiernos Municipales, en el ámbito de sus respectivas competencias, por conducto de los SMDIF. III. La familia de los adultos mayores vinculada por el parentesco, cualquiera que sea éste, de conformidad con lo dispuesto por los ordenamientos jurídicos aplicables; IV. Los ciudadanos y la sociedad civil organizada, cualquiera que sea su forma o denominación. Las dependencias, entidades y organismos encargados de la aplicación, seguimiento y vigilancia de esta Ley, en los términos de las disposiciones conducentes, organizarán, operarán, supervisarán y evaluarán la prestación de los servicios básicos de asistencia que se proporcionen a los adultos mayores, así como, en los términos previstos por esta Ley, aquellos que realicen los sectores social y privado.

TÍTULO SEGUNDO
De los principios y derechos

Artículos 4 - 5

CAPÍTULO I
De los principios

Artículo 4

Artículo 4

Son principios rectores en la observación y aplicación de esta Ley:

l. Autonomía y Autorrealización: Las acciones que se realicen en beneficio de los adultos mayores orientadas a fortalecer su independencia, su capacidad de decisión y su desarrollo personal, comunitario y la cantidad del desarrollo productivo de los Adultos Mayores;

II. Integración: La participación de los adultos mayores en todos los órdenes de la vida pública.

En los ámbitos de su interés serán consultados y tomados en cuenta; asimismo se promoverá su presencia e intervención;

III. Equidad: El acceso de los Adultos Mayores a condiciones de igualdad y proporcionalidad, en los términos establecidos;

IV. Corresponsabilidad: La colaboración entre las personas, grupos sociales y órdenes de gobierno, para la atención de los adultos mayores en forma concurrente y responsable;

V. Atención Preferente: La atención que proporcionen las dependencias, organismos auxiliares y entidades de la administración pública estatal y municipal, mediante la implementación de programas en beneficio de adultos mayores, acorde a sus diferentes necesidades, características y circunstancias;

VI. Dignificación: El derecho de los adultos mayores a que se respete su integridad física, psíquica y moral, así como la protección a su imagen, autonomía, pensamiento, dignidad y valores, los cuales deberán ser considerados en los planes y programas gubernamentales y en las acciones que emprendan las organizaciones privadas y sociales.

CAPÍTULO II
De los derechos

Artículo 5

Artículo 5

Son derechos de los adultos mayores, además de aquellos que les reconozcan otras leyes, los siguientes: l. Disfrutar plenamente, sin discriminación o distinción alguna, de los derechos que ésta y otras leyes consagran; II. Vivir en una sociedad sensibilizada con respeto a sus problemas, sus méritos, sus responsabilidades, sus capacidades y experiencias; III. Recibir protección de su familia, de la sociedad y de las instituciones públicas y privadas, estatales y municipales; IV. Acceder en igualdad de oportunidades, a los programas sociales que para tal efecto establezcan las instituciones públicas y privadas; V. Participar en la planeación integral del desarrollo social y productivo para promover e incidir acciones a favor de los adultos mayores; VI. Recibir información y acceso a los derechos del Adulto Mayor; VII. Recibir trato digno y apropiado de las autoridades estatales y municipales en el ejercicio y respeto de sus derechos; VIII. Gozar de condiciones apropiadas de reclusión cuando se encuentren privados de su libertad; IX. Recibir asesoría jurídica en los procedimientos administrativos y judiciales en que sea parte y contar con un representante legal cuando lo considere necesario; X. Decidir, cuando tenga capacidad, sobre la tutela de su persona y bienes, para el caso de pérdida de capacidad de autogobierno; XI. Decidir libremente el ingreso a una casa hogar o albergue, así como el ejercicio pleno de sus derechos en casos de internamientos involuntarios; XII. Ser sujetos de programas de asistencia social en caso de desempleo, discapacidad y pérdida de sus medios de subsistencia; XIII. Ser sujetos de programas para tener acceso a una casa hogar o albergue u otras alternativas de atención integral, si se encuentra en situación de riesgo o desamparo; XIV. Ser sujetos de programas destinados al cuidado, atención, enseñanza, sana recreación y esparcimiento de los adultos mayores; XV. Recibir un trato digno y respetuoso, así como al disfrute de sus derechos y libertades fundamentales; XVI. Mantener relaciones afectivas con sus familiares u otras personas con las que desee compartir y a recibir visitas dentro de los horarios adecuados; XVII. Recibir información previa de todos los servicios que prestan las Estancias del Adulto Mayor y del costo de estos; XVIII. No ser trasladado ni removido de las Estancias del Adulto Mayor sin que medie consentimiento, excepto si se le informa por escrito y con la debida anticipación, las causas del traslado o remoción; XIX. Compartir dormitorio, cuando ambos cónyuges o compañeros sean residentes, siempre que las facilidades del establecimiento lo permitan; XX. Tener acceso preferente a los servicios de salud y a la atención hospitalaria inmediata en casos de emergencia; XXI. Acceder a servicios médicos integrales y a paquetes de prevención de salud, así como a recibir en los términos que corresponda, medicamentos, prótesis, tratamientos y rehabilitación necesarios para mantener su salud; XXII. Tener acceso a toda la información gerontológica y tanatológica disponible, para incrementar su cultura, y llevar a cabo acciones de prevención y preparación para la senectud; XXIII. Obtener productos de calidad con componentes gerontológicos y geriátricos en los diversos niveles de atención a la salud; XXIV. Contar con una cartilla médica para el control de su salud, así como a recibir gratuitamente las vacunas y medicamentos necesarios, en términos de la Ley de la materia; XXV. Ser informados respecto de su condición de salud y del tratamiento que requiere; XXVI. Oponerse a recibir tratamiento médico experimental o con exceso de medicamentos; XXVII. Vivir en entornos seguros y dignos que cumplan con sus necesidades y requerimientos; XXVIII. Acceder a programas de educación y capacitación que les permita seguir siendo productivos; XXIX. Gozar de igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo, así como de la protección de la Ley en la materia, realizando labores o tareas acordes a su capacidad física e intelectual; XXX. Acceder a programas de protección jurídica y psicosocial cuando hayan sido afectados por violencia física, sexual, psicológica o patrimonial; XXXI. Ser beneficiarios de programas sociales que les permitan disfrutar de una vivienda digna, adaptada a sus necesidades; XXXII. Contar con instalaciones e infraestructura inmobiliaria que les permitan su libre desplazamiento; XXXIII. Tener una atención preferente en los establecimientos públicos y privados que prestan servicios al público; XXXIV. Acceder a programas de condonaciones de contribuciones tanto estatales como municipales, de acuerdo a lo establecido en los programas y en las Leyes de la materia; XXXV. Estar informado de la condonación de contribuciones, así como de los descuentos ofrecidos en su beneficio por las instituciones públicas y privadas; XXXVI. Obtener oportunamente, la información adecuada en los trámites para su jubilación; y (sic) XXXVII. Acceder a programas de descuentos en establecimientos públicos, privados, y servicios de transporte de pasajeros. XXXVIII. Una vida libre de violencia: física, patrimonial, psicológica, sexual o de cualquier otro tipo; XXXIX. La protección contra toda forma de explotación; XL. Tener acceso a la alimentación, bienes, servicios, condiciones físicas y materiales, entre otras, para su atención integral; XLI. Recibir orientación y capacitación en materia de salud, nutrición e higiene, así como a toda aquella instrucción que favorezca su auto cuidado personal; XLII. Participar en la vida cívica, cultural, deportiva y recreativa de su comunidad; XLIII. Participar en la planeación del desarrollo social, a través de la formulación y aplicación de acciones que afecten directamente a su bienestar.

TÍTULO TERCERO
De las políticas públicas e instancias responsables

Artículos 6 - 20

CAPÍTULO I
De las políticas públicas

Artículos 6 - 7

Artículo 6

El Ejecutivo Estatal y los Presidentes Municipales en sus respectivos ámbitos de competencia, son las instancias responsables de implementar políticas, programas y acciones en beneficio de los adultos mayores, las cuales deberán sustentarse en el Plan de Desarrollo respectivo.

Artículo 7

Las políticas en beneficio de los adultos mayores deberán tener como objetivos: l. Vigilar y garantizar la defensa y el pleno ejercicio de sus derechos, sean estos residentes o estén de paso por el Estado; II. Propiciar las condiciones para un mayor bienestar físico y mental a fin de que puedan ejercer plenamente sus capacidades en el seno de la familia y de la sociedad, incrementando su autoestima y preservando su dignidad como ser humano; III. Establecer las bases para la planeación y concertación de acciones entre las instituciones públicas y privadas, para lograr un funcionamiento coordinado en los programas y servicios que presten a este sector de la población; IV. Fomentar una cultura de aprecio a los adultos mayores para lograr un trato digno, favorecer su revalorización y su plena integración social y así procurar una mayor sensibilidad de conciencia social, respeto, solidaridad y convivencia entre las generaciones, con el fin de evitar toda forma de discriminación y olvido por motivo de su edad, género, estado físico, religión o condición social; V. Impulsar el fortalecimiento de redes familiares, sociales e institucionales de apoyo a los adultos mayores y garantizar la asistencia social para todas aquellas que por sus circunstancias requieran de protección especial por parte de las instituciones públicas y privadas; VI. Establecer las bases para la asignación de programas y beneficios sociales, descuentos y estímulos para ese sector de la población, de conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables; VII. Fomentar que las instituciones educativas y de salud establezcan las disciplinas para la formación de especialistas en geriatría, gerontología y tanatología, con el fin de garantizar la cobertura de los servicios de salud requeridos por la población adulta mayor; y (sic) VIII. Fomentar la realización de estudios e investigaciones sociales de la problemática inherente al envejecimiento que sirvan como herramienta de trabajo a las instituciones del sector público y privado para desarrollar programas en beneficio de la población adulta mayor. IX. Propiciar su incorporación a los procesos productivos emprendidos por los sectores público, social y privado, de acuerdo a sus capacidades y aptitudes; X. Fomentar el establecimiento de programas compensatorios orientados a beneficiar; abatir el rezago y poner a su alcance los servicios sociales y asistenciales así como la información sobre los mismos; XI. Impulsar apoyos en la realización de gestiones ante las autoridades competentes para que a los adultos mayores se les otorguen condonaciones, reducciones o exenciones en el pago de derechos por los servicios que presten las dependencias y entidades de la administración pública estatal y municipal; XII. Promover el establecimiento y otorgamiento de incentivos o estímulos para las industrias, empresas, comercios o establecimientos que contraten adultos mayores, en los términos de las disposiciones fiscales aplicables; XIII. Impulsar y fortalecer procesos sociales que generen formas que hagan efectiva la participación de los adultos mayores, en la formulación y ejecución de las políticas públicas que les afecten; XIV. Impulsar el desarrollo integral de los adultos mayores observando el principio de equidad de género, por medio de políticas públicas, programas y acciones a fin de garantizar la igualdad de derechos, oportunidades y responsabilidades; XV. Promover la difusión de los derechos y valores en beneficio de los adultos mayores, con el propósito de sensibilizar a las familias y a la sociedad en general respecto a la problemática de este sector.

CAPÍTULO II
De las instancias responsables

Artículos 8 - 20