Enjoy SmartLeges Premium!

Subscribe to SmartLeges Premium and enjoy the following advantages:

  • Consult as many laws as you need with no additional charge
  • Consult almost any law in several countries with the new advanced search engine. All legislation within reach!
  • Enjoy all SmartLeges functions without restrictions
See the plans

An essential and free application for professionals and students in the legal sector

Read more
 

Sign up for free!

Would you like to consult this and other laws complete?

Sign up for free to consult all the laws of SmartLeges in your mobile phone or tablet, as well as underline text, add notes...

Sign up for free!

Share this law Other laws of Mexico
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

LEY DEL RÉGIMEN MUNICIPAL PARA EL ESTADO DE BAJA CALIFORNIA

Fecha de publicación: 15/10/2001

Fecha de reforma: 16/10/2012


  • Título Primero. de las Bases del Régimen Municipal
    • Capítulo Primero. Disposiciones Generales
    • Capítulo Segundo. del Patrimonio Municipal
  • Título Segundo. del Régimen Jurídico Municipal
    • Capítulo Primero. de la Potestad Reglamentaria
    • Capítulo Segundo. del Territorio y la Población de los Municipios
  • Título Tercero. del Período Constitucional del Ayuntamiento
    • Capítulo Primero. de la Instalación del Ayuntamiento
    • Capítulo Segundo. de los Concejos Municipales y la Revocación del Mandato de Munícipes
  • Título Cuarto. del Procedimiento Administrativo y Medios de Defensa
    • Capítulo Primero. del Procedimiento Administrativo
    • Capítulo Segundo. de los Medios de Defensa
  • Título Quinto. de la Asociación con Fines de Derecho Público
    • Capítulo Único. de los Convenios Municipales
  • Transitorios
  • Versión 16-10-2012

Preámbulo

Ley del régimen municipal para el Estado de Baja California

Publicada en el no. 44 del periódico oficial del Estado de Baja California, el 15 de octubre de 2001.

(en vigor a partir del 01 de diciembre de 2001)

Alejandro gonzález alcocer. Gobernador constituciónal del Estado Libre y Soberano de Baja California, a sus habitantes sabed:

Que la H. Legislatura del estado, me ha dirigido para su publicación, el ordenamiento legal que sigue:

La. H. Xvi legislatura constituciónal del Estado Libre y Soberano de Baja California, en uso de las facultades que le confiere el articulo 27, fracción i de la constitución política local, expide la siguiente:

Ley del régimen municipal para el Estado de Baja California

Título Primero
de las Bases del Régimen Municipal

Capítulo Primero
Disposiciones Generales

Artículo 1

Del objeto de la ley. La presente ley es reglamentaria del titulo sexto de la constitución política del Estado de Baja California; sus disposiciones son de orden publico e interés social, y tienen por objeto establecer las bases generales para el gobierno y la administración publica municipal así como de sus actos y procedimientos administrativos.



Artículo 2

Del municipio. El municipio, como orden de gobierno local, tiene la finalidad de organizar a la comunidad asentada en su territorio, en la gestión de sus intereses y ejercer las funciones y prestar los servicios que esta requiera, de conformidad con lo establecido por la constitución política de los estados unidos mexicanos y la constitución política del Estado Libre y Soberano de Baja California.



Artículo 3

De la autonomía municipal. Los municipios de Baja California gozan de autonomía plena para gobernar y administrar los asuntos propios de la comunidad.

Los ayuntamientos, en ejercicio de esta atribución, están facultados para aprobar y expedir los reglamentos, bandos de policía y gobierno, disposiciones administrativas y circulares de observancia general dentro de su jurisdicción territorial, así como para:

I. Regular su funcionamiento, el de la administración publica municipal, y el de sus órganos de gobierno interno;

II. Establecer los procedimientos para el nombramiento y remoción de los funcionarios, comisionados y demás servidores públicos;

III. Regular las materias, procedimientos, funciones y servicios públicos de su competencia;

IV. Regular el uso y aprovechamiento de los bienes municipales, y

V. Emitir el estatuto que establezca las demarcaciones administrativas interiores del territorio municipal.



Artículo 4

Del órgano de gobierno municipal. El ayuntamiento, es el órgano de gobierno del municipio; se integra por un presidente municipal, un sindico procurador, un sindico social en los municipios en que proceda, y por el numero de regidores que establezca la ley electoral, de conformidad con lo dispuesto por la constitución política del Estado Libre y Soberano de Baja California.

El ayuntamiento tendrá su residencia en la cabecera de cada municipalidad y ejercerá sus atribuciones de manera exclusiva en el ámbito territorial y jurídico de su competencia.

El recinto del ayuntamiento es inviolable; toda fuerza publica que no este a cargo del propio ayuntamiento esta impedida para tener acceso a el, salvo que se otorgue permiso previo por el presidente municipal, o en su ausencia por el secretario fedatario del ayuntamiento, quien deberá levantar constancia de ello.

Los integrantes de los ayuntamientos son responsables de los delitos que cometan durante el tiempo de su encargo, pero no podrán ser privados del ejercicio de sus funciones, ni detenidos hasta en tanto se siga el procedimiento constituciónal, se decida la separación del cargo y la sujeción a la acción penal o reconocimiento de los tribunales.

En todo el estado se dará entera fe y crédito a los actos y despachos originados de las autoridades municipales, relativos a asuntos de su competencia.



Artículo 5

De las sesiones de cabildo. El ayuntamiento funciona de manera colegiada, en régimen de sesiones de cabildo ordinarias de periodicidad preestablecida y extraordinarias, y adopta sus resoluciones mediante votación emitida por la mayoría de sus miembros, de conformidad con lo que para el caso establece esta ley y la reglamentación interior del ayuntamiento, bajo las siguientes bases:

I. En las sesiones de cabildo, todos los miembros integrantes del ayuntamiento tienen derecho a voz y voto;

II. Las sesiones de cabildo se desarrollaran conforme lo disponga el reglamento correspondiente, debiendo ser publicas por regla general y reservadas cuando así lo proponga el presidente municipal, o en su caso, lo soliciten por escrito la mayoría de los miembros del ayuntamiento y que la naturaleza de los asuntos a tratar así lo ameriten. Los acuerdos que se adopten deberán hacerse públicos;

III. Para levantar las actas de las reuniones de cabildo, llevar su adecuado registro, darle publicidad a los acuerdos adoptados, y ejercer la fe publica del órgano de gobierno, en cada ayuntamiento fungira una persona como secretario fedatario, quien no será miembro del ayuntamiento y se designara por mayoría a propuesta del presidente municipal;

IV. Cada ayuntamiento establecerá las comisiones de regidores para analizar y dictaminar los asuntos que sean sometidos a la consideración del ayuntamiento en las materias de legislación, hacienda y administración, seguridad publica, desarrollo urbano, servicios públicos y las demás que conforme a las características económicas, políticas y sociales, resulten necesarias y se acuerde establecer.



Artículo 6

De la representación legal del municipio. En representación del municipio y para el cumplimiento de sus fines, el ayuntamiento tiene plena capacidad jurídica para adquirir, poseer, permutar o enajenar toda clase de bienes, así como para celebrar contratos, obligarse, ejecutar obras, establecer y explotar servicios públicos de naturaleza municipal y realizar todos los actos y ejercer todas las acciones previstas en las leyes.

El reglamento mediante el cual se otorguen facultades de representación legal y poderes, o el acuerdo del ayuntamiento que las contenga, debidamente certificado por el secretario fedatario municipal y publicado en el periódico oficial del estado, tendrá en todo caso la naturaleza de documento publico en los procedimientos administrativos y judiciales.



Artículo 7

Del órgano ejecutivo del ayuntamiento. El presidente municipal, en su calidad de alcalde de la comuna, es el órgano ejecutivo del ayuntamiento y ostenta, en todo caso, las siguientes atribuciones:

I. Dirigir el gobierno y la administración publica municipal, centralizada y paramunicipal;

II. Desempeñar la jefatura superior y de mando de la policía municipal así como de todo el personal adscrito al municipio. Para el ejercicio de sus facultades, el presidente municipal se auxiliara de los órganos administrativos que establezca el reglamento correspondiente y tendrá la facultad de nombrar y remover a sus titulares, al personal administrativo y demás servidores públicos, salvo las excepciones que marque esta ley;

III. Convocar y presidir las sesiones de cabildo, ejerciendo el voto de calidad en los casos que determine su reglamentación interior;

IV. Ejercer la representación legal del municipio conforme lo disponga el reglamento respectivo, pudiendo delegarla mediante acuerdo expreso del ayuntamiento;

V. Cumplir y hacer cumplir las disposiciones normativas relativas a la recaudación, custodia y administración de los impuestos, derechos, productos, aprovechamientos y demás ingresos del municipio, ejerciendo la facultad económico-coactiva en favor de los créditos fiscales;

VI. Ejercer el derecho de previa observación de los acuerdos que se pretendan someter a consideración del ayuntamiento, a efecto de solicitar la votación calificada para su aprobación en los términos de su reglamentación interna;

VII. Cumplir y hacer cumplir las disposiciones normativas derivadas de las leyes y reglamentos federales, estatales y municipales, dentro del ámbito de su competencia;

VIII. Ejecutar los planes y programas municipales, implementando los controles presupuestales correspondientes a fin de formular la cuenta publica que será sometida al Congreso del Estado, y

IX. Todas aquellas que el ayuntamiento le confiera en su reglamentación interior o de gobierno, o en los acuerdos específicos que adopte.



Artículo 8

Del sindico procurador. El sindico procurador tendrá a su cargo la función de contraloria interna y la procuración de la defensa de los intereses del ayuntamiento, ostentando en todo caso, las siguientes atribuciones:

I. Ejercer la representación jurídica del ayuntamiento en los litigios jurisdiccionales y en las negociaciones relativas a la hacienda municipal pudiendo nombrar apoderado legal, con arreglo a las facultades especificas que el ayuntamiento le delegue;

En caso de que el sindico procurador, por cualquier causa, se encuentre imposibilitado para ejercer la representación jurídica del ayuntamiento, este resolverá lo conducente.

II. Nombrar y remover al personal a su cargo;

III. Vigilar que la administración de los bienes del municipio, la recaudación fiscal, los procedimientos administrativos, la ejecución de obras y el ejercicio de los recursos, se realicen conforme a las disposiciones normativas aplicables en la materia, dictando las medidas preventivas correspondientes e imponiendo las sanciones que resulten procedentes, de conformidad con lo dispuesto por la ley de la materia y la reglamentación municipal, y

IV. Determinar la existencia de responsabilidad administrativa, imponiendo y aplicando las sanciones que en derecho procedan;

V. En caso de presumirse la comisión de ilícitos sancionados por el código penal del estado o de la federación, presentar las denuncias o querellas ante las autoridades competentes;

VI. Dictar las medidas preventivas correspondiente (sic); y

VII. Todas aquellas que el ayuntamiento le confiera en su reglamentación interior o de gobierno, o en los acuerdos específicos que adopte.



Artículo 8 Bis

Articulo 8 bis. Del sindico social. El sindico social tendrá a su cargo la función de procuración de la defensa de los intereses de los habitantes del municipio, ostentando las siguientes atribuciones:

I. Participar en la formulación y ejecución de los programas municipales de desarrollo social, vigilando su cabal cumplimiento;

II. Participar en los programas y políticas publicas en materia de desarrollo social que se realicen en el ámbito de su competencia y hacer públicos sus resultados;

III. Proponer mecanismos para incluir la participación social organizada en los programas y acciones de desarrollo social;

IV. Instrumentar y operar un sistema de comunicación para la recepción de quejas y sugerencias de la población en general, con relación a la prestación de servicios públicos municipales;

V. Instrumentar mecanismos para que la ciudadanía participe en la vigilancia de obras publicas y programas estratégicos del ayuntamiento;

VI. Nombrar y remover al personal a su cargo; y

VII. Todas aquellas que el ayuntamiento le confiera en su reglamentación interior o de gobierno, o en los acuerdos específicos que adopte.



Artículo 9

Los regidores, en conjunto con el presidente municipal, sindico procurador, y el sindico social en los casos que así corresponda, conforman el ayuntamiento que es el órgano deliberante de representación popular de los ciudadanos del municipio; no podrán ser reconvenidos por las manifestaciones que viertan con motivo del ejercicio de su cargo y tendrán las siguientes atribuciones:

I. Participar en las sesiones de cabildo y en la gestión de los intereses del municipio en general y de las demarcaciones territoriales interiores en su caso, de conformidad con lo que al efecto establezca la reglamentación interna del ayuntamiento;

II. Integrarse y formar parte de las comisiones ordinarias y extraordinarias que establezca el ayuntamiento, ejerciendo las facultades de inspección y vigilancia de los ramos de la administración publica a su cargo;

III. Obtener del presidente municipal, información, datos o antecedentes relativos a los servicios de las diferentes dependencias del órgano ejecutivo, que resulten necesarios para el desarrollo de su función, y

IV. Las demás relativas a su función, que el propio ayuntamiento establezca en su reglamentación interna o de gobierno o por virtud de los acuerdos respectivos.

En el ejercicio de sus funciónes, los regidores deberán de abstenerse a dar ordenes e instrucciones a los funciónarios, comisionados y demás servidores públicos, comunicando al presidente municipal cualquier asunto relativo a las dependencias del órgano ejecutivo.



Capítulo Segundo
del Patrimonio Municipal

Artículo 10

Del régimen hacendario municipal. Los municipios administraran libremente su hacienda aprobando y ejerciendo su presupuesto de egresos de manera directa a través de los ayuntamientos, o bien auxiliados por quienes ellos autoricen conforme a esta ley y los reglamentos que al efecto expidan y de conformidad con los planes y programas municipales debidamente aprobados.