Enjoy SmartLeges Premium!

Subscribe to SmartLeges Premium and enjoy the following advantages:

  • Consult as many laws as you need with no additional charge
  • Consult almost any law in several countries with the new advanced search engine. All legislation within reach!
  • Enjoy all SmartLeges functions without restrictions
See the plans

An essential and free application for professionals and students in the legal sector

Read more
 

Sign up for free!

Would you like to consult this and other laws complete?

Sign up for free to consult all the laws of SmartLeges in your mobile phone or tablet, as well as underline text, add notes...

Sign up for free!

Share this law Other laws of Mexico
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

LEY QUE ESTABLECE EL SISTEMA INTEGRAL DE JUSTICIA PARA ADOLESCENTES DEL ESTADO DE SONORA

Fecha de publicación: 12/9/2006

Fecha de reforma: 8/11/2010


  • Título Primero. Sistema Integral de Justicia para Adolescentes
    • Capítulo Único. Disposiciones Generales
  • Título Segundo. Integración, Competencia y Coordinación del Sistema Integral
    • Capítulo I. Integración del Sistema Integral
    • Capítulo II. Atribuciones de los Integrantes del Sistema Integral
      • Sección Primera. Atribuciones del Gobierno del Estado y de los Ayuntamientos
      • Sección Segunda. Unidad de Defensoría Especializada en Justicia para Adolescentes
      • Sección Tercera. Unidad Especializada en Procuración de Justica (Sic) para Adolescentes
      • Sección Cuarta. Tribunal y Juzgados
      • Sección Quinta. Instituto de Tratamiento y de Aplicación de Medidas para Adolescentes
  • Título Tercero. Substanciación del Procedimiento
    • Capítulo I. Reglas Generales
    • Capítulo II. Investigación
    • Capítulo III. Instrucción
  • Título Cuarto. Recursos e Incidentes
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. Recurso de Revocación
    • Capítulo III. Recurso de Apelación
    • Capítulo IV. Queja
    • Capítulo V. Recurso de Revisión Extraordinaria para Reconocimiento de Inocencia
    • Capítulo VI. Incidentes Diversos
  • Título Quinto. Medidas
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. Tipos de Medidas
      • Sección Primera. Medidas de Orientación, Protección y Tratamiento
      • Sección Segunda. Medidas Restrictivas y de Internamiento
  • Título Sexto. Aplicación de Medidas
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. Procedimiento de Ejecución
    • Capítulo III. Recurso de Reclamación
  • Título Séptimo. Justicia Alternativa
    • Capítulo Único. Justicia Alternativa
  • Transitorios
  • Versión 08-11-2010

Preámbulo

Ley que establece el sistema integral de justicia para adolescentes del Estado de Sonora

Publicada en el no. 09 edición especial del boletín oficial del Estado de Sonora, el 12 de septiembre de 2006.

(en vigor a partir del 11 de diciembre de 2006)

Eduardo bours castelo, gobernador del Estado Libre y Soberano de Sonora, a sus habitantes sabed:

Que el honorable Congreso del Estado, se ha servido dirigirme la siguiente

Ley:

Numero 252

El H. Congreso del Estado Libre y Soberano de Sonora, en nombre del pueblo, tiene a bien decretar la siguiente:

Ley que establece el sistema integral de justicia para adolescentes del Estado de Sonora

Título Primero
Sistema Integral de Justicia para Adolescentes

Capítulo Único
Disposiciones Generales

Artículo 1

La presente ley es de orden publico y de interés social y tiene por objeto establecer el sistema integral de justicia para adolescentes del Estado de Sonora.



Artículo 2

Esta ley será aplicable a quienes se atribuya una conducta tipificada como delito por las leyes penales, y tengan entre doce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad.

Asimismo, el presente ordenamiento se aplicara a los adolescentes que durante el procedimiento cumplan los dieciocho años. Igualmente se aplicara a las personas a quienes después de haber cumplido los dieciocho años se les atribuya una conducta tipificada como delito por las leyes penales, cometida dentro de las edades a que se refiere el párrafo anterior.



Artículo 3

Son principios rectores del sistema integral de justicia para adolescentes:

I. El interés superior del adolescente;

II. El reconocimiento de los derechos específicos y garantías del adolescente;

III. La expresión libre de la opinión del adolescente en todos los asuntos que le afecten;

IV. La valoración de las declaraciones del adolescente en función de su edad y características individuales;

V. La protección integral del adolescente;

VI. La reincorporación familiar, social y cultural del adolescente;

VII. La especialización, inmediación, concentración, contradicción, celeridad y privacidad procesal;

VIII. La mínima intervención;

IX. La justicia alternativa, siempre que resulte procedente; y

X. La proporcionalidad, racionalidad y la flexibilidad en la aplicación de las medidas.



Artículo 4

Para los efectos de esta ley, se entiende por:

I. Adolescentes: las personas de entre doce y menos de dieciocho años de edad a quienes se atribuya una conducta tipificada como delito por las leyes penales, así como las personas que durante el procedimiento cumplan los dieciocho años y aquellas a quienes después de haber cumplido los dieciocho años se les atribuya la comisión de una conducta tipificada por las leyes estatales cometida cuando tenían menos de dieciocho años;

II. Centros de tratamiento: los centros especializados en la atención, tratamiento y aplicación de medidas a los adolescentes que establezca el instituto;

III. Constitución federal: la constitución política de los estados unidos mexicanos;

IV. Constitución local: la constitución política del Estado Libre y Soberano de Sonora;

Iv bis. Facilitador: es la persona que interviene para facilitar el dialogo en los procesos de mediación, conciliación o justicia restaurativa; v. Dif estatal: el sistema estatal para el desarrollo integral de la familia;

VI. Instituto: el instituto de tratamiento y de aplicación de medidas para adolescentes;

VII. Juez o juzgado: el juez o juzgado de primera instancia especializado en justicia para adolescentes;

VIII. Justicia para adolescentes: el régimen jurídico especializado y aplicable a los adolescentes;

IX. Leyes penales: los códigos penal y de procedimientos penales para el Estado de Sonora, y cualquier otro ordenamiento jurídico en el que el Congreso del Estado tipifique conductas que tengan el carácter de delitos;

X. Ministerio publico: ministerio publico especializado en procuración de justicia para adolescentes;

XI. Programa individual de tratamiento: el programa que el instituto elabora en forma individual a cada adolescente para que cumpla con la o las medidas impuestas por el juez;

XII. Sistema integral: el sistema integral de justicia para adolescentes del Estado de Sonora;

XIII. Tratados internacionales: los tratados internacionales, cualquiera que sea su denominación, celebrados por el ejecutivo federal y aprobados por el senado de la república, que establezcan compromisos del estado mexicano en materia de protección de derechos y de justicia para adolescentes;

XIV. Tribunal: el tribunal unitario regional de circuito especializado en justicia para adolescentes;

XV. Unidad de defensoría: la unidad de la dirección de la defensoría de oficio, especializada en justicia para adolescentes; y

XVI. Unidad de procuración de justicia: la unidad de la procuraduría general de justicia del estado, especializada en procuración de justicia para adolescentes.



Artículo 5

Para los efectos de la presente ley, la edad del adolescente se comprobara con el acta de nacimiento expedida por el registro civil o, en caso de ser extranjero, mediante el documento equivalente que reúna los requisitos legales correspondientes.

Cuando esto no sea posible, la comprobación se hará mediante dictamen medico rendido por los peritos que para tal efecto designe la autoridad competente, o por otros medios probatorios fehacientes.

En caso de duda respecto de si se trata de una persona mayor o menor de doce años de edad, se presumirá que es menor.

En caso de duda respecto de si se trata de una persona mayor o menor de catorce años de edad, se presumirá que es menor.

En caso de duda respecto de si se trata de una persona mayor o menor de dieciocho años de edad, se presumirá que es menor.



Artículo 6

La presente ley se aplicara a los adolescentes a quienes se atribuya una conducta tipificada como delito en las leyes penales, en el territorio del estado o fuera de el, según las reglas de competencia establecidas en las leyes penales.



Artículo 7

Las disposiciones de esta ley deben interpretarse y aplicarse en armonía con los principios rectores del sistema integral, las garantías y los principios generales establecidos en la constitución federal y en los tratados internacionales.



Artículo 8

Todo procedimiento seguido a los adolescentes a quienes se atribuya la comisión de una conducta tipificada como delito por las leyes penales, se substanciara en un ambiente que permita que el menor participe en el mismo y comprenda cada una de sus etapas y tendrá en cuenta los elementos fundamentales de todo juicio imparcial y justo, de conformidad con lo dispuesto en la constitución federal, los tratados internacionales, las leyes federal y estatal para la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes y en la presente ley. Los códigos penal y de procedimientos penales para el Estado de Sonora, se aplicaran en todo lo que no se opongan a lo dispuesto en los ordenamientos antes señalados.



Artículo 9

Son derechos y garantías de los adolescentes sujetos a investigación y proceso, en los términos de esta ley:

I. Ser informados, en un lenguaje claro y accesible, sin demora y personalmente, sobre los derechos y garantías que les asisten;

II. A no ser privados de su libertad, salvo en los casos expresamente previstos en esta ley;

III. Ser respetados en su persona y dignidad. En ningún caso, serán sujetos de maltrato, incomunicación, coacción sicológica o cualquier otra acción que atente contra su dignidad o integridad física o mental;

IV. A solicitar la presencia de sus padres, tutores o quienes ejerzan la patria potestad o, cuando no contaré con ellos o no fueren localizados, de la persona en quien deposite su confianza, en todas las diligencias en las que intervenga, y tener comunicación con ellos;

V. A una defensa adecuada, por abogado particular que designe o, si no lo hiciere, por un defensor de oficio que le designe la autoridad competente, en los términos de la fracción ix del articulo 20 de la constitución federal y a entrevistarse en cualquier tiempo con su abogado;

VI. En caso de ser indígenas, a ser asistidos por interpretes y defensores que tengan conocimiento de idioma y cultura;

VII. En caso de no hablar el idioma español, a ser asistidos por interpretes y defensores que tengan conocimiento de su idioma;

VIII. A ser informados, en un lenguaje claro y accesible, sin demora y personalmente, de las razones por las que se les detiene, investiga o juzga; la persona que les atribuye la conducta tipificada como delito por las leyes penales; y todo aquello que interese respecto de su sujeción a la justicia para adolescentes;

IX. A que se presuma su inocencia;

X. A no ser obligado a declarar;

XI. Que la carga de la prueba para la comprobación de la conducta tipificada como delito que se les atribuye la tenga su acusador;

XII. A que se les proporcione todos los datos que solicite para su defensa y a que se les reciban todas las pruebas que ofreciere. A que cuando lo solicite sea careado en presencia del juez con quien deponga en su contra, salvo en el caso de que este fuere menor de edad y se negaré al careo en los supuestos previstos en la fracción v del apartado b del articulo 20 de la constitución federal;

XIII. A tener un proceso en el que se les administre justicia de manera pronta, completa e imparcial;

XIV. En caso de ser sujetos a proceso, a ser juzgado antes de cuatro meses si se trataré de una conducta tipificada como delito y no calificada como grave o antes de seis meses si se trata de una conducta tipificada como delito y calificada como grave, salvo que solicite mayor plazo para su defensa;

XV. A que su intimidad y privacidad personal y familiar sean respetadas, a que no sea publico el proceso, ni se de a conocer dato alguno que directa o indirectamente posibilite la divulgación de su identidad;

XVI. A que se procure la aplicación de procedimientos alternativos de justicia, cuando resulte procedente; y

XVII. Los demás previstos por esta ley y en otros ordenamientos aplicables. La violación de los principios señalados en este articulo generara, para el servidor publico responsable, infracción administrativa grave, independientemente de la responsabilidad política o penal que corresponda.



Artículo 10

Los adolescentes sujetos a medidas de internamiento, en los términos de esta ley, tienen derecho a:

I. No ser limitados en el ejercicio de sus derechos, sino como consecuencia directa o inevitable de la medida impuesta;

II. A ser alojados en centros de tratamiento, de acuerdo con su edad y sexo y, mientras no cumplan dieciocho años, totalmente separados de los adultos;

III. Conocer y ser informados, en forma personal, del objetivo de la medida impuesta, del programa individualizado de tratamiento y lo que se requiere del adolescente para cumplir con lo que en el se exige, las disposiciones que regulen sus derechos, prerrogativas, beneficios y obligaciones, el régimen interno del centro de tratamiento en que se encuentren, y las medidas disciplinarias, así como el procedimiento para su aplicación e impugnación;

IV. Ser internados, en su caso, en centros de tratamiento ubicados preferentemente lo mas cerca posible del lugar de residencia de su familia o de quienes ejerzan la tutoría, patria potestad o custodia;

V. A que al ingresar a un centro de tratamiento se les integre un expediente con los registros e informes, las actas de las actuaciones disciplinarias, así como todos los demás documentos relacionados con la forma, el contenido y los datos del tratamiento los cuales se clasíficaran de tal forma que resulte fácilmente comprensible para el adolescente, que deberán ser personales y confidenciales, a los cuales tendrán acceso las autoridades competentes, el personal especializado autorizado del centro, su defensor, el menor y sus padres, tutores o quienes ejerzan la patria potestad o custodia, y que deberá estar actualizado. Todo menor tendrá derecho a impugnar cualquier hecho u opinión que figure en su expediente, de manera que se puedan rectificar las afirmaciones inexactas, infundadas e injustas.

También tendrá derecho a que se hagan constar los actos del menor que sean de su interés o beneficio;

VI. Recibir visitas en los términos que establezcan las disposiciones reglamentarias aplicables;

VII. Comunicarse por escrito y por teléfono con las personas de su elección, en los términos que establezcan las disposiciones reglamentarias aplicables;

VIII. Informarse de los acontecimientos mediante la lectura de diarios, revistas u otras publicaciones, así como a través de transmisiones de radio y televisión, que no perjudiquen su adecuado desarrollo;

IX. Salir bajo vigilancia especial de los centros de tratamiento cuando, de acuerdo con la gravedad de la circunstancia así lo requiera, para visitar su hogar y su familia, para acudir al sepelio de las personas con las que tenga parentesco, cónyuge, concubina, concubino, o para visitarlos en su lecho de muerte.

También para recibir atención médica cuando esta no pueda ser proporcionada en los propios centros.

Durante el desahogo del procedimiento, el permiso correspondiente lo expedirá el juez o tribunal que lo este substanciando y en caso de urgencia, será el director del centro de tratamiento quien lo expida;

X. Cursar la educación obligatoria y recibir instrucción técnica o formación practica sobre un oficio, arte o profesión, recibir o continuar con su enseñanza e instrucción y, en su caso, con terapias o educación especial;

XI. Ser formado en un ambiente propicio para el desarrollo de hábitos de higiene personal, de estudio y de convivencia armónica que genere en el adolescente la comprensión, vivencia y aprendizaje significativo de los derechos humanos;

XII. Estar en instalaciones seguras y salubres y acceder a servicios que satisfagan las necesidades que requiera su pleno desarrollo. Las instalaciones sanitarias deberán ser de un nivel adecuado y estar situados de modo que pueda satisfacer sus necesidades físicas en la intimidad y en forma aseada y decente;

XIII. Realizar actividades recreativas, artísticas y culturales, así como, bajo supervisión especializada, actividades deportivas y de esparcimiento al aire libre;

XIV. Realizar actividades correctivas o terapéuticas en espacios y con equipo adecuados;

XV. Recibir o continuar con atención médica preventiva y correctiva, incluyendo la sicológica, odontológica, oftalmológica, ginecológica, de salud mental, y cualquier otro tipo de atención vinculada con la protección de su salud, siempre en razón de su genero y circunstancias particulares;

XVI. Recibir en todo momento una alimentación nutrimental adecuada y suficiente para su desarrollo;

XVII. No ser sujeto, en ningún caso, de medidas disciplinarias que conculquen sus derechos o afecten su salud física o mental;

XVIII. No ser aislado dentro de los centros de tratamiento a menos que, de manera urgente y por plazos breves, sea estrictamente indispensable para evitar o resolver actos de violencia o amotinamiento en los que el adolescente este directamente involucrado. El aislamiento de referencia deberá realizarse en habitaciones dignas con características que no restrinjan su condición de persona;

XIX. No ser controlado con fuerza o con instrumentos de coerción, salvo cuando se ocupen para impedir que lesione a otros adolescentes, a si mismo, o que cause daños materiales;

XX. Permanecer en áreas separadas cuando este sujeto a internamiento preventivo, de aquellas personas a quienes ya se haya impuesto la medida de internamiento definitivo;

XXI. Efectuar un trabajo remunerado;

XXII. Recibir y conservar cualquier tipo de material cultural, de capacitación, formación académica y técnica, de entretenimiento o recreo que sea compatible con su sano desarrollo y el programa individual de tratamiento que esta cumpliendo;

XXIII. Ser preparado sicológicamente para salir del centro de tratamiento cuando este próximo a terminar el programa individual; y

XXIV. Los demás previstos en esta ley y en otros ordenamientos aplicables.



Título Segundo
Integración, Competencia y Coordinación del Sistema Integral

Capítulo I
Integración del Sistema Integral