¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de Chile
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL

Ley 1.853/1906 - Versión 15/11/2007


  • Libro Primero Disposiciones Generales Relativas Al Juicio Criminal
    • Título I De la Jurisdicción y Competencia en Materia Penal
    • Título II De la Acción Penal y de la Acción Civil en el Proceso Penal.
    • Título III Reglas Aplicables a Todo Juicio Criminal
      • § 1. Aplicación de la ley.
      • § 2. Reglas generales sobre el proceso.
      • § 4. Derechos del inculpado.
      • § 4. Nulidades Procesales
    • Título IV. De la Policía
  • Libro Segundo Del Juicio Ordinario Sobre Crimen o Simple Delito
    • Primera Parte. Del Sumario
      • Título I. Del Sumario en General
      • Título II De las Diversas Maneras de Iniciar el Proceso por Crimines o Simples Delitos Pesquisables de Oficio
      • Título III De la Comprobación del Hecho Punible y Averiguación del Delincuente
        • § 1. Disposiciones generales
        • § 2 De la comprobación del delito en casos. especiales
          • Capítulo I. Homicidio, aborto y suicidio
          • Capítulo II. Lesiones corporales
          • Capítulo IV. Delitos contra la propiedad
          • Capítulo IV. Falsedad
          • Capítulo VI. Incendio
        • § 3 De la entrada y registro en lugar cerrado, del registro de libros, papeles y vestidos y de la detención y apertura de la correspondencia epistolar y telegráfica
        • § 4. De los documentos
        • § 5. De las declaraciones de testigos
        • § 6. Del informe pericial
      • Título IV De la Citación, Detención, Prisión Preventiva y del Arraigo
        • Párrafo 1. De la citación
        • Párrafo 2. De la detención
          • I. Régimen General
          • II. Plazos excepcionales de detención
        • Párrafo 3 Del Procesamiento y la Prisión Preventiva
        • Párrafo 4 Disposiciones comunes a la detención y a la. prisión preventiva
        • Párrafo 5 De las medidas que agravan la detención o la prisión
      • Título V. Del Procedimiento de Amparo
      • Título VI. De las Declaraciones del Inculpado
      • Título VII De la Identificación del Delincuente y Sus Circunstancias Personales
      • Título VIII. Del Careo
      • Título IX. De la Libertad Provisional
      • Título X Del Embargo y de las Demás Medidas para Asegurar la Responsabilidad Pecuniaria del Procesado y de los Terceros Civilmente Responsables
      • Título XI. De la Conclusión del Sumario
      • Título XII. Del Sobreseimiento
    • Segunda Parte. Del Plenario
      • Título I. De la Acusación
      • Título II De las Excepciones de Previo y Especial Pronunciamiento
      • Título III. De la Contestación a la Acusación
      • Título IV De la Prueba y de la Manera de Apreciarla
        • § 1. De la prueba en general
        • § 2. De la prueba de testigos
        • § 3. Del informe de peritos
        • § 4. De la inspección personal del juez
        • § 5. De la prueba instrumental
        • § 6. De la confesión
        • § 7. De las presunciones
      • Título V. Del Termino Probatorio
      • Título VI. De las Tachas
      • Título VII. De la Sentencia
      • Título VIII De la Apelación de la Sentencia Definitiva
      • Título IX. De la Consulta
      • Título X. Del Recurso de Casación
        • § 1. De la casación en general
        • § 2 Del recurso de casación en la forma
        • § 3 Del recurso de casación en el fondo
  • Libro Tercero. De los Procedimientos Especiales
    • Título I. Del Procedimiento Sobre Faltas
    • Título II Del Procedimiento en los Juicios en que Se Ejercita la Acción Privada que Nace de Crimen o Simple Delito
    • Título III Del Procedimiento por Crimen o Simple Delito Contra Personas Ausentes
    • Título IV Del Procedimiento Relativo a Personas que Tienen Fuero Constitucional
      • § 1. Diputados y Senadores
      • § 2. Intendentes y Gobernadores
    • Título V. De la Querella de Capítulos
    • Título VI De la Extradición de la Extradición
      • § 1. De la extradición pasiva
      • § 2. De la extradición pasiva
    • Título VII De la Revisión de las Sentencias Firmes
    • Título VIII Del Procedimiento en Caso de Perdida de Procesos Criminales
  • Libro Cuarto. Del Cumplimiento y Ejecución
    • Título I. Del Destino de las Especies
      • Párrafo 1. De las especies decomisadas
      • Párrafo 2 De las especies retenidas y no decomisadas
    • Título II. De las Costas
    • Título III De las Medidas Aplicables a los Enajenados Mentales
      • 1. Del Enajenado Mental que Delinque
      • 2. Del Procesado que Cae en Enajenación
      • 3. Reglas Comunes
  • Versión 15-11-2007

Preámbulo

Ley 1.853/1906 - Codigo de Procedimiento Penal

CODIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL

Artículo 1°. Apruébase el adjunto proyecto de Código de Procedimiento Penal.

Art. 2°. Dos ejemplares de una edicion esmerada i correcta que deberá hacerse inmediatamente, firmados por el Presidente de la República i signados con el sello del Ministerio de Justicia, se depositarán en la Secretaría de cada Cámara, dos en el archivo de dicho Ministerio, i otros dos en la Biblioteca Nacional.

El testo de estos ejemplares se tendrá como el auténtico del Código de Procedimiento Penal, i a él deberán conformarse las ediciones que de éste se hicieren.

Art. 3°. Concédese a don Luis Barriga la cantidad de cuatro mil pesos ($ 4,000) en remuneracion de los servicios que ha prestado como secretario de la Comision Mista encargada del estudio del proyecto de Código de Procedimiento Penal.

I por cuanto, oido el Consejo de Estado, he tenido a bien aprobarlo i sancionarlo; por tanto, promúlguese i llévese a efecto como lei de la República.

Santiago, trece de febrero de mil novecientos seis.- JERMAN RIESCO.- Guillermo Pinto Agüero.

Libro Primero Disposiciones Generales Relativas Al Juicio Criminal

Título I De la Jurisdicción y Competencia en Materia Penal

Artículo 1

Artículo 1°. Los tribunales de la República ejercen jurisdicción sobre los chilenos y sobre los extranjeros para el efecto de juzgar los delitos que se cometan en su territorio, salvo los casos exceptuados por leyes especiales, tratados o convenciones internacionales en que Chile es parte o por las reglas generalmente reconocidas del Derecho Internacional.

Artículo 2

Artículo 2°. No se aplicarán en el territorio nacional las leyes penales y de procedimiento de otros países, sin perjuicio de su consideración previa cuando sea necesaria para determinar la aplicación de las leyes patrias.

Artículo 3

La ejecución de las sentencias en materia criminal se efectuará en la forma que para cada caso esté indicada en el Código Penal, sin perjuicio de lo establecido en el Libro IV de este Código.

Las sentencias extranjeras no se ejecutarán en Chile, en cuanto impongan penas.

Sin embargo, si la sentencia penal extranjera recae sobre crímenes o simples delitos perpetrados fuera del territorio de la República que queden sometidos a la jurisdicción chilena, la pena o parte de ella que el procesado hubiere cumplido en virtud de tal sentencia, se computará en la que se le impusiere de acuerdo con la ley nacional, si ambas son de similar naturaleza y, si no lo son, se atenuará prudencialmente la pena.

Tendrá también valor en Chile el fallo condenatorio extranjero para determinar la calidad de reincidente o delincuente habitual del procesado.

La sentencia absolutoria pronunciada en el extranjero tendrá valor en Chile para todos los efectos legales, a menos que recaiga sobre algún delito cometido en el territorio nacional o en los demás lugares sometidos a la jurisdicción chilena, o sobre alguno cometido en el extranjero y que deba juzgarse en Chile.

Lo dicho en este artículo es sin perjuicio de lo dispuesto en normas especiales.

Artículo 4

(23) Siempre que para el juzgamiento criminal se requiera la resolución previa de una cuestión civil de que deba conocer otro tribunal, el juicio criminal no se adelantará sino para practicar aquellas diligencias del sumario necesarias a la comprobación de los hechos; y se paralizará en seguida hasta que sea fallada la cuestión civil.

En el juicio civil prejudicial intervendrá el Ministerio Público, cuando la causa criminal verse sobre delito que deba perseguirse de oficio, para hacer todas las gestiones conducentes a la iniciación o a la pronta terminación de dicho juicio.

Podrá también hacerse parte principal cuando lo estime conveniente.

Artículo 5

(24) Pueden ejercitarse separadamente ante el tribunal civil correspondiente las acciones para perseguir las responsabilidades civiles provenientes del hecho punible, salvo la que tenga por objeto la mera restitución de un cosa, que deberá ser deducida, precisamente, ante el juez que conozca del respectivo proceso penal.

Cuando la acción civil se ejercite separadamente de la penal, aquélla podrá quedar en suspenso desde que el procedimiento criminal pase al estado de plenario, y se observará lo dispuesto en el artículo 167 del Código de Procedimiento Civil.

Artículo 6

Cualquiera que sea el tribunal llamado a conocer de un juicio criminal, los jueces letrados con competencia penal y los demás jueces que tengan esta competencia, aunque sólo sea respecto de delitos menores, faltas o contravenciones, están obligados a practicar las primeras diligencias de instrucción del sumario con respecto a los delitos cometidos en el territorio de su jurisdicción, sin perjuicio de dar inmediato aviso al tribunal a quien por ley corresponda el conocimiento de la causa.

INCISO SEGUNDO.- DEROGADO.-

INCISO TERCERO.- DEROGADO.-

Artículo 7

(27) Considéranse como primeras diligencias: dar protección a los perjudicados, consignar las pruebas del delito que puedan desaparecer, recoger y poner en custodia cuanto conduzca a su comprobación y a la identificación de los delincuentes, decretar el arraigo de los inculpados cuando proceda y detenerlos en su caso, procediendo a la detención con arreglo a lo dispuesto en los párrafos 2° y 5° del Título IV, Primera Parte del Libro Segundo y resolver sobre la libertad de los detenidos.

Para estos efectos, el juez de prevención dispondrá la atención prioritaria del ofendido por los servicios públicos pertinentes, decretará su resguardo policial o el de los testigos, interrogará a estos últimos y a los inculpados, y practicará los careos y reconocimientos que fueren necesarios.

Artículo 7º bis.- Sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 6º y 7º precedentes, la Corte de Apelaciones respectiva establecerá un sistema de jueces de turno para atender las primeras diligencias de la instrucción, durante los días y horas en que no funcionan los tribunales, respecto de delitos cuyo conocimiento no se encontrare radicado en el tribunal competente.

En dichos turnos, se incorporará a los secretarios de los juzgados con competencia en materia penal, quienes se entenderán habilitados para desempeñar tales funciones por el solo ministerio de la ley.

El sistema de turno será semanal, excepto en aquellas localidades donde sólo exista un juez con competencia en materia penal, caso en el cual podrá establecerse una modalidad diversa.

Las actuaciones, providencias o comunicaciones del juez de turno serán válidas para todos los efectos legales, sin la intervención de ministro de fe.

Cuando resultare necesaria la constitución del juez de turno en el sitio del suceso, en el recinto del tribunal o en un recinto policial, se encontrará habilitado para ausentarse al día siguiente hábil, en el despacho del tribunal, el número de horas que hubiere ocupado en dicho procedimiento.

La Corporación Administrativa del Poder Judicial informará anualmente a las Cortes de Apelaciones y al Ministerio de Justicia respecto de la aplicación que hubiese tenido el sistema de turno y de las disponibilidades presupuestarias para el año siguiente.

En el ejercicio de sus facultades, la Corte Suprema, mediante auto acordado, podrá dictar instrucciones generales para el buen funcionamiento del sistema a qque se refiere este artículo.

Artículo 8

Los jueces de letras deberán practicar todas las diligencias que les cometan otros tribunales para la investigación de los hechos en materias criminales, sin que sea menester que la orden emane del superior jerárquico respectivo.

Los jueces del crimen que conozcan de uno de los delitos tipificados en los artículos 346 a 372 del Código Penal, en que sea víctima un menor, deberán poner el hecho en conocimiento del juez de menores competente, a fin de que pueda dictar, si procediere, alguna medida de protección en su favor.

Artículo 9

(29) La competencia criminal no puede, en caso alguno, ser prorrogada por la simple voluntad de las partes.

Título II De la Acción Penal y de la Acción Civil en el Proceso Penal.

Artículo 10

(30) Se concede acción penal para impetrar la averiguación de todo hecho punible y sancionar, en su caso, el delito que resulte probado. En el proceso penal podrán deducirse también, con arreglo a las prescripciones de este Código, las acciones civiles que tengan por objeto reparar los efectos civiles del hecho punible, como son, entre otras, las que persigan la restitución de la cosa o su valor, o la indemnización de los perjucios causados.

En consecuencia, podrán intentarse ante el juez que conozca del proceso penal las acciones civiles que persigan la reparación de los efectos patrimoniales que las conductas de los procesados por sí mismas hayan causado o que puedan atribuírseles como consecuencias próximas o directas, de modo que el fundamento de la respectiva acción civil obligue a juzgar las mismas conductas que constituyen el hecho punible objeto del proceso penal.

Artículo 11

(31) La acción penal es pública o privada. La primera se ejercita a nombre de la sociedad para obtener el castigo de todo delito que deba perseguirse de oficio; la segunda sólo puede ejercitarse por la parte agraviada.

Se concede siempre acción penal pública para la persecución de los delitos previstos en los artículos 361 a 366 quinquies del Código Penal, cometidos contra menores de edad.