¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de México
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE NUEVO LEÓN


  • Título I. De los Derecho del Hombre.
  • Título II. Del Estado en General, Forma de Gobierno, Nuevoleoneses y Ciudadanos.
  • Título III. Del Proceso Electoral
  • Título IV. Del Poder Legislativo
  • Título V. Del Poder Ejecutivo.
  • Título VI. Del Poder Judicial
  • Título VII. De las Responsabilidades de los Servidores Públicos y de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración Pública.
  • Título VIII. De Los Municipios.
  • Título IX. De la Hacienda Pública del Estado.
  • Título X. De la Fiscalización Superior del Estado. (Adicionado mediante Decreto No. 367 publicado en el Periódico Oficial del Estado de Nuevo León el 1 de abril del 2009)
  • Título XI. Prevenciones Generales. (Reubicado Mediante Decreto No. 367 Publicado En El Periódico Oficial Del Estado De Nuevo León El 1 De Abril Del 2009)
  • Título XII. De La Reforma De La Constitución. (Reubicado Mediante Decreto No. 367 Publicado En El Periódico Oficial Del Estado De Nuevo León El 1 De Abril Del 2009)
  • Título XIII. De La Supremacía E Inviolabilidad De La Constitución. (Reubicado Mediante Decreto No. 367 Publicado En El Periódico Oficial Del Estado De Nuevo León El 1 De Abril Del 2009)
  • Transitorios
  • Versión 16-12-1917

Título I
De los Derecho del Hombre.

Artículo 1

Artículo 1. El pueblo nuevoleones reconoce que los derechos del ser humano son la base y el objeto de las instituciones sociales. Todas las leyes y todas las autoridades del estado deben respetar y hacer respetar las garantías que otorga la presente constitución.

Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, genero, edad, capacidades diferentes, condición social, condiciónes de salud, religión, opiniones, preferencias, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar sus derechos y libertades.

El varón y la mujer son iguales ante la ley. ésta protegerá la integración y el desarrollo de la familia. Cuando la terminología de genero empleada en las disposiciónes de observancia general sea en masculino, deberá entenderse que se refieren tanto al varón como a la mujer, salvo disposición expresa en contrario.

Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el numero y espaciamiento de sus hijos.

Artículo 2

Artículo 2. En el estado todos nacen libres. Los esclavos que pisen el territorio del estado recobran por ese solo hecho su libertad y tienen derecho (sic) la protección de las leyes.

Artículo 3

Artículo 3. Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley establecerá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y determinara la participación del estado y sus municipios en la materia.

Todos los habitantes tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como del deber de conservarlo. Los poderes del estado, en forma coordinada con la ciudadanía, velaran por la conservación de los recursos naturales, así como su uso y explotación; a proteger y mejorar la calidad de vida, tanto como defender y restaurar el medio ambiente, en forma solidaria en el logro de estos objetivos de orden superior.

El niño tiene derecho a la vida sana, a la satisfacción de sus necesidades de salud, alimentación, educación, sano esparcimiento, a la preparación para el trabajo y a llevar una vida digna y libre de violencia, para su desarrollo integral. Nadie podrá darle malos tratos, ni inducirlo a practicas que afecten su formación. El estado proveerá lo necesario y expedirá leyes y normas para garantizar el acceso y goce pleno de los derechos del niño.

El estado realizara todas las acciones necesarias orientadas a lograr el derecho a una vida digna de las personas adultas mayores y promoverá su bienestar mediante un sistema de servicio social con la participación de la comunidad nuevoleonesa, que atienda sus problemas específicos en materia de salud, cultura, recreación y calidad de vida, debiendo expedir los ordenamientos jurídicos necesarios para garantizar o proteger sus derechos. La ley ordinaria establecerá quienes serán considerados como personas adultas mayores para los efectos del presente articulo.

La enseñanza es libre; pero será laica la que se imparta en los establecimientos oficiales de educación.

Las escuelas particulares solo podrán establecerse sujetándose a la vigilancia e inspección oficiales.

En los establecimientos oficiales se impartirá gratuitamente la enseñanza primaria.

El estado impartirá educación preescolar, primaria y secundaria que conformaran la educación basíca obligatoria.

La educación que imparta el estado, será gratuita y tendera a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentara en el a la vez el amor a la patria y la conciencia de la solidaridad internacional en la independencia y en la justicia.

Además de impartir la educación basíca obligatoria, el estado promoverá y atenderá la educación inicial y la educación superior, así como todos los tipos y modalidades educativas que coadyuven al desarrollo del individuo.

Artículo 4

Artículo 4. Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; al efecto se promoverán la creación de empleos y la organización social para el trabajo, conforme a las leyes.

En materia laboral debe existir igualdad de oportunidades para todas las personas. Queda prohibida cualquier tipo de discriminación que atente contra los derechos y libertad de las personas a mantener o acceder a algún empleo.

A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a a (sic) profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode siendo lícitos. El ejercicio de esta libertad solo podrá vedarse por determinación judicial, cuando se ataquen los derechos de tercero, o por resolución gubernativa dictada en los términos que marque la ley, cuando se ofendan los derechos de la sociedad. Nadie puede ser privado del producto de su trabajo, sino por resolución judicial.

Una ley del congreso determinara que profesiónes necesitan titulo para su ejercicio, las condiciones que se deben llenar para obtenerlo y con que requisitos se deben expedir.

Artículo 5

Artículo 5. Nadie puede ser obligado a prestar trabajos personales sin la justa retribución y sin su pleno consentimiento, salvo el trabajo impuesto como pena por la autoridad judicial, el cual se sujetara a las disposiciones constituciónales relativas.

En cuanto a los servicios públicos, solo podrán ser obligatorios, en los términos que establezcan las leyes relativas, el de las armas, los de jurado, los cargos consejiles y los de elección popular directa o indirecta; y obligatorias y gratuitas las funciones electorales, excepto aquellas que se realicen profesiónalmente en los términos de esta constitución y de las leyes correspondientes.

El estado no puede permitir que se lleve a efecto ningún contrato, pacto o convenio que tenga por objeto el menoscabo, la perdida o el irrevocable sacrificio de la libertad de la persona por cualquier causa.

Tampoco admite convenio en que el hombre pacte su proscripción o destierro, o en que se renuncie temporal o permanentemente a ejercer determinada profesión, industria o comercio.

El contrato de trabajo solo obligara a prestar el servicio convenido por el tiempo que exije (sic) la ley, sin poder exceder de un año en perjuicio del trabajador, y no podrá extenderse, en ningún caso, a la renuncia, perdida o menoscabo de cualquiera de los derechos políticos o civiles.

La falta de cumplimiento de dicho contrato por lo que respecta al trabajador, solo obligara a este a la correspondiente responsabilidad civil, sin que en ningún caso pueda hacerse coacción sobre su persona.

Artículo 6

Artículo 6. La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito, o perturbe el orden publico; el derecho a replica será ejercido en los términos dispuestos por la ley. El derecho a la información será garantizado por el estado.

El ejercicio del derecho de acceso a la información, se regirá bajo los siguientes principios y bases:

I. Toda la información en posesión de cualquier autoridad, dependencia, unidades administrativas, entidad, órgano y organismo estatal y municipal es publica, y solo podrá ser reservada temporalmente por razones de interés publico, en los términos que fije la ley. Para la interpretación de este derecho, prevalecerá el principio de máxima publicidad;

II. El ejercicio de este derecho podrá realizarse por escrito, en forma electrónica o verbal, conforme a los medios y modalidades que determine la ley.

Así mismo, se establecerán mecanismos expeditos de acceso a la información;

III. La información relativa a la vida privada y datos personales será protegida en los términos y con las excepciones que determine la ley;

IV. Toda persona, sin necesidad de acreditar interés algúno o justificar su utilización, tendrá acceso gratuito a la información publica, a sus datos personales o a la rectificación de estos, en los términos que determine la legislación aplicable;

V. Un órgano autónomo especializado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, conformado por ciudadanos designados por el poder legislativo, con las atribuciones, integración y organización que la ley reglamentaria establezca, será encargado de conocer y resolver de manera imparcial y expedita conforme a los procedimientos de revisión que la misma ley regule, las controversias que se susciten con motivo del ejercicio de este derecho;

VI. Los sujetos obligados, a los que se refiere la fracción i de este articulo, deberán preservar sus documentos en archivos administrativos actualizados;

VII. Se establecerán mecanismos eficientes, de universal y fácil acceso, para que los sujetos obligados difundan como mínimo la información completa y actualizada de sus indicadores de gestión y el ejercicio de los recursos públicos, incluso los que entreguen a personas físicas o morales, así como la cultura de la transparencia y el acceso a la información; y

VIII. La inobservancia a las disposiciones en materia de transparencia y acceso a la información será sancionada en los términos que disponga la ley.

Artículo 7

Artículo 7. Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene mas limites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz publica. En ningún caso podrá secuestrarse la imprenta como instrumento del delito.

Las leyes orgánicas dictaran cuantas disposiciones sean necesarias para evitar que, so pretexto de las denuncias por delitos de prensa, sean encarcelados los expendedores, voceadores de periódicos, operarios y demás empleados del establecimiento de donde haya salido el escrito denunciado, a menos que se demuestre previamente la responsabilidad de aquellos.

Artículo 8

Artículo 8. Es inviolable el derecho de petición ejercido por escrito de una manera pacifica y respetuosa; pero en materias políticas solo pueden ejercerlo los ciudadanos del estado. A toda petición debe recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya dirigido, y esta tiene la obligación de hacer saber en breve termino el resultado al peticiónario.

Artículo 9

Artículo 9. A nadie se le puede coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito; pero solamente los ciudadanos mexicanos pueden hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del estado. Ninguna reunión armada tiene derecho a deliberar.

No se considerara ilegal y no podrá ser disuelta una asamblea o reunión que tenga por objeto hacer peticiones o presentar protestas por actos de alguna autoridad, si no se profieren injurias contra esta, ni se hiciere uso de violencias o amenazas para intimidarla u obligarla a resolver en el sentido que se desea.

Artículo 10

Artículo 10. Los habitantes mayores de edad del estado de nuevo león, tienen el derecho de poseer armas para su legítima defensa, con excepción de las prohibidas por la ley y las reservadas para el uso exclusivo del ejército, armada, fuerza aérea y guardia nacional. Las leyes determinaran los casos, condiciones, requisitos y lugares en que se podrá autorizar a los habitantes la portacion de armas y las penas a las que incurran los que las porten violando dichas disposiciones.

Artículo 11

Artículo 11. Todos tienen derecho para entrar en el estado, salir de el, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvo-conducto u otro requisito semejante. El ejercicio de este derecho estará subordinado a las facultades de la autoridad judicial en los casos de responsabilidad criminal o civil, y a las de la administrativa por lo que toca a los reglamentos de sanidad.

Artículo 12

Artículo 12. No hay ni se reconocen en el estado títulos de nobleza, prerrogativas u honores hereditarios.

Artículo 13

Artículo 13. En el estado nadie puede ser juzgado por leyes privativas, ni por tribunales especiales. Ninguna persona ni corporación pueden tener fuero ni gozar emolumentos que no sean compensación de un servicio publico o estén fijados por la ley.

Artículo 14

Artículo 14. A ninguna ley se le dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna. Nadie puede ser privado de la vida, de la libertad, de sus propiedades, posesiones o derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento y conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho.