¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de Colombia
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

ESTATUTO NACIONAL DE ESTUPEFACIENTES 1986

Versión: 08-07-2005 (962 / 2005)

Ley 30 de 1986 de 31-01-1986

Congreso de la República

Diario Oficial. Año Cxxxvi. N. 44169. 21, Septiembre, 1986. Pág. 29


  • Capítulo I. Principios generales.
  • Capítulo II. Campañas de prevención y programas educativos.
  • Capítulo III. Campañas de prevención contra el consumo del alcohol y del tabaco.
  • Capítulo IV. Control de la importación, fabricación y distribución de sustancias que producen dependencias.
  • Capítulo V. De los delitos.
  • Capítulo VI. De las contravenciones.
  • Capítulo VII. Procedimiento para la destrucción de plantaciones y sustancias Incautadas.
  • Capítulo VIII. Tratamiento y rehabilitación.
  • Capítulo IX. Consejo Nacional de Estupefacientes.
  • Versión 08/07/2005

Resumen de notas de Vigencia

  • Artículo 14:
    • Derogado por Artículo 5 LEY_124_1994
  • Artículo 19:
    • Derogado por Artículo 78 LEY_962_2005
  • Artículo 33:
    • Modificado por Artículo 17 LEY_365_1997
  • Artículo 34:
    • Modificado por Artículo 18 LEY_365_1997
  • Artículo 40:
    • Modificado por Artículo 19 LEY_365_1997
  • Artículo 41:
    • Derogado por Artículo 26 LEY_365_1997
  • Artículo 43:
    • Modificado por Artículo 20 LEY_365_1997
  • Artículo 44:
    • Subrogado por Artículo 26 LEY_365_1997
  • Artículo 47:
    • Modificado en lo pertinente por Artículo 15 LEY_785_2002
  • Artículo 90:
    • Modificado por Artículo 34 DECRETO_1124_1999
  • Artículo 93:
    • Suprimido parcialmente por Artículo 14 LEY_785_2002

Decretos Reglamentarios

REGLAMENTADA POR LOS DECRETOS: 1461 DE 2000; 306 DE 1998, 233 DE 1998; 3788 DE 1986

Vigencias Tácitas

LOS ARTS. 43, 64, 65 Y 77 DE LA LEY 30 DE 1986, FUERON SUSPENDIDOS PARCIALMENTE POR: ART. 7 DECRETO 3665 DE 1986.

Capítulo I
Principios generales.

Artículo 1

Las expresiones empleadas en este Estatuto se entenderán en su sentido natural y obvio, según el uso general de las mismas; salvo las definiciones contenidas en él, a las cuales se les dará el significado expresamente establecido en sus disposiciones o en las que regulen la misma materia.

Artículo 2

Para efectos de la presente Ley se adoptarán las siguientes definiciones:a) Droga: Es toda sustancia que introducida en el organismo vivo modifica sus funciones fisiológicas.b) Estupefaciente: Es la droga no prescrita médicamente, que actúa sobre el sistema nervioso central produciendo dependencia.c) Medicamento: Es toda droga producida o elaborada en forma farmacéutica reconocida que se utiliza para la prevención, diagnóstico, tratamiento, curación o rehabilitación de las enfermedades de los seres vivos.d) Psicotrópico: Es la droga que actúa sobre el sistema nervioso central produciendo efectos neuro-psico-fisiológicos.e) Abuso: Es el uso de droga por una persona, prescrita por ella misma y con fines no médicos.f) Dependencia Psicológica: Es la necesidad repetida de consumir una droga, no obstante sus consecuencias.g) Adicción o Drogadicción: Es la dependencia de una droga con aparición de síntomas físicos cuando se suprime la droga.h) Toxicomanía: Entiendese como dependencia a sustancias médicamente calificadas como tóxicas.i) Dosis Terapéutica: Es la cantidad de droga o de medicamento que un médico prescribe según las necesidades clínicas de su paciente.j) Dosis para uso personal: Es la cantidad de estupefacientes que una persona porta o conserva para su propio consumo. Es dosis para uso personal la cantidad de marihuana que no exceda de veinte (20) gramos; la de marihuana hachís la que no exceda de cinco (5) gramos; de cocaína o cualquier sustancia a base de cocaína la que no exceda de un (1) gramo, y de metacualona la que no exceda de dos (2) gramos. No es dosis para uso personal, el estupefaciente que la persona lleve consigo, cuando tenga como fin su distribución o venta, cualquiera que sea su cantidad.k) Precursor: Es la sustancia o mezcla de sustancias a partir de las cuales se producen, sintetizan u obtienen drogas que puedan producir dependencia.l) Prevención: Es el conjunto de actividades encaminadas a reducir y evitar la dependencia.m) Tratamiento: Son los distintos métodos de intervención terapéutica encaminados a contrarrestar los efectos producidos por la droga.n) Rehabilitación: Es la actividad conducente a la reincorporación útil del fármaco dependiente a la sociedad.ñ) Plantación: Es la pluralidad de plantas, en número superior a veinte (20), de las que pueden extraerse drogas que causen dependencia.o) Cultivo: Es la actividad destinada al desarrollo de una plantación en los términos descritos en el literal anterior.

Artículo 3

La producción, fabricación, exportación, importación, distribución, comercio, uso y posesión de estupefacientes, lo mismo que el cultivo de plantas de las cuales éstos se produzcan, se limitarán a los fines médicos y científicos, conforme la reglamentación que para el efecto expida el Ministerio de Salud.

Artículo 4

El Consejo Nacional de Estupefacientes, de acuerdo con las normas que para el efecto expida el Ministerio de Salud, señalará las drogas y medicamentos de que trata la presente Ley que pueden importarse, producirse y formularse en el país, y los laboratorios farmacéuticos que las elaboren o produzcan de las plantas, de conformidad con las disposiciones del presente estatuto.

Artículo 5

El Consejo Nacional de Estupefacientes, en coordinación con los Ministerios de Agricultura y Salud, reglamentará el control de las áreas donde se cultiven plantas para la obtención o producción de drogas. Estas plantas sólo podrán ser cultivadas previa licencia expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes, de acuerdo con la reglamentación que para el efecto se establezca.

Artículo 6

La posesión de semillas para el cultivo de plantas de las cuales se produzcan sustancias estupefacientes, requerirá igualmente autorización previa del Consejo Nacional de Estupefacientes, en las cantidades que el mismo determine.

Artículo 7

El Consejo Nacional de Estupefacientes reglamentará los cultivos de plantas de las cuales se produzcan sustancias estupefacientes y el consumo de éstas por parte de las poblaciones indígenas, de acuerdo con los usos y prácticas derivadas de su tradición y cultura.

Capítulo II
Campañas de prevención y programas educativos.

Artículo 8

El Consejo Nacional de Estupefacientes podrá ordenar la destrucción de toda plantación que no posea licencia, o autorizar su utilización para fines lícitos, de conformidad con la reglamentación que se expida.

Artículo 9

Toda campaña tendiente a evitar los cultivos y la producción, tráfico y consumo de sustancias estupefacientes, deberá ser dirigida y supervisada por el Consejo Nacional de Estupefacientes, directamente o a través del Comité Técnico que se crea por medio de la presente Ley.

Artículo 10

A partir de la vigencia del presente Estatuto, la prensa escrita, las estaciones de radiodifusión sonora y las programadoras de televisión que operen en el país deberán adelantar campañas destinadas a combatir el tráfico y consumo de drogas que producen dependencia con la duración y periodicidad que determine el Consejo Nacional de Estupefacientes, de común acuerdo con el Ministerio de Comunicaciones, los cuales reglamentarán y vigilarán el cumplimiento de esta disposición. Los programas podrán ser elaborados directamente por el correspondiente medio de comunicación, pero para su difusión deberán ser sometidos a la aprobación del Consejo Nacional de Estupefacientes.