¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de México
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

LEY DE ATENCION Y PROTECCION A VICTIMAS DEL DELITO PARA EL ESTADO DE HIDALGO

Fecha de publicación: 24/5/2010

Fecha de reforma: 24/5/2010


  • Capítulo Primero. Disposiciones Generales
  • Capítulo Segundo. De la Atención y Protección a Víctimas del Delito
  • Capítulo Tercero. Del Otorgamiento de la Atención y Protección
  • Capítulo Cuarto. De la Implementación
  • Capítulo Quinto. Regulación de la Protección a Víctimas y Ofendidos
  • Transitorios
  • Versión 24-05-2010

Preámbulo

Ley de atención y protección a víctimas del delito para el Estado de Hidalgo

Publicada en el no. 21 del periódico oficial del Estado de Hidalgo, el 24 de mayo de 2010.

(en vigor a partir del 25 de mayo de 2010)

D e c r e t o num. 386

Que crea la ley de atención y protección a víctimas del delito para el Estado de Hidalgo.

El Congreso del Estado libre y soberano de Hidalgo, en uso de la facultades que le confiere el articulo 56 fracciones i y ii de la constitución política del Estado de Hidalgo, d e c r e t a:

A n t e c e d e n t e s...

Por lo que, en mérito de lo expuesto; y

C o n s i d e r a n d o...

Por todo lo expuesto, este Congreso, ha tenido a bien expedir el siguiente:

D e c r e t o

Que crea la ley de atención y protección a víctimas del delito para el Estado de Hidalgo.

Articulo único. Se crea la ley de atención y protección a víctimas del delito para el Estado de Hidalgo, para quedar como sigue:

Ley de atención y protección a víctimas del delito para el Estado de Hidalgo

Capítulo Primero
Disposiciones Generales

Artículo 1

La presente ley es de interés publico, observancia general y obligatoria en el estado.



Artículo 2

Para los efectos de esta ley, se entenderá por:

I. Código de procedimientos: el código de procedimientos penales para el Estado de Hidalgo;

II. Código penal: el código penal para el Estado de Hidalgo; procuraduría: la procuraduría general de justicia del Estado de Hidalgo;

III. Daño: lesión o menoscabo en algúno de los bienes tutelados por la norma penal como consecuencia de la comisión de un hecho punible;

IV. Daño cesante. El pago de las ganancias lícitas que dejaron de obtenerse con motivo de la suspensión temporal o definitiva de la actividad laboral remunerada que tenia el pasívo con antelación a la comisión del ilícito;

V. Daño material: afectación que una persona recibe en lo físico o sobre su patrimonio, con motivo de la comisión de un delito;

VI. Daño moral: afectación o impacto del delito que una persona recibe psicoemocionalmente en sus sentimientos, afectos, creencias, decoro, honor, reputación, vida privada, autoestima, autoconcepto, autovaloracion, y que se aprecia en los diferentes signos y síntomas que presenta;

VII. Ley: la ley de atención y protección a víctimas del delito para el Estado de Hidalgo;

VIII. Ofendido: los dependientes económicos de las víctimas directas, o que, en virtud de la cercanía de estas, se vean afectadas patrimonial o psicoemocionalmente por la conducta delictiva desplegada en contra de la víctima directa;

IX. Procuraduría: la procuraduría general de justicia del Estado de Hidalgo;

X. Reparación del daño: pena impuesta por los tribunales judiciales del estado al responsable de un delito, para restituir el daño material, moral y cesante, así como el perjuicio causado a la víctima u ofendido del mismo.

XI. Subprocuraduría: la subprocuraduría de atención a la familia y a la víctima;

XII. Víctima: todo individuo o persona jurídica, que de manera directa o indirecta, haya resentido en su persona o patrimonio, cualquier tipo de daño material o moral, como consecuencia de un hecho punible tipificado como delito;

XIII. Víctima directa: persona que como consecuencia de la realización de una conducta delictiva, recibe un impacto psicoemocional o físico que le produzca algún daño o le provoque la muerte; o que conforme a la ley tenga derecho a la reparación del daño, por ser el titular del bien jurídico lesiónado o a exigir la responsabilidad civil proveniente de la comisión de un delito;

XIV. Víctima indirecta: dependientes económicos de las víctimas directas, o que, en virtud de la cercanía de estas, se vean afectadas psicoemocionalmente por la conducta delictiva desplegada en contra de la víctima directa;

XV. Victimizacion: experiencia de la víctima y el ofendido y las consecuencias perjudiciales de índole física, económica, psicológica y social, producidas por el delito, o puesta en peligro del bien jurídico tutelado que les ocasíonan un daño material o físico; (sic)



Artículo 3

La presente ley tiene por objeto:

I. Establecer medidas y modelos de atención y protección para quienes resulten víctimas u ofendidos por la comisión de alguna de las figuras típicas previstas y sancionadas como delito en las leyes vigentes y los tratados y convenciones internacionales ratificados por los estados unidos mexicanos;

II. Garantizar desde la denuncia penal, el pleno ejercicio de los derechos de las víctimas u ofendidos de manera gratuita, integral y expedita que les confiere la constitución política de los estados unidos mexicanos;

III. Proporcionar asesoría jurídica, atención médica, psicológica y orientación social integral, con base al tipo de victimizacion y al impacto del delito cuando así lo requieran las víctimas u ofendidos, en especial a las víctimas de los delitos, en especial de los calificados como graves y los de violencia familiar o contra la libertad sexual, la cual tendrá como prioridad disminuir los efectos del delito, evitando la sobre victimizacion institucional o victimizacion secundaria;

IV. Facilitar el pleno ejercicio de los derechos de las víctimas y ofendidos, previstos en esta ley o en otros ordenamientos aplicables; y

V. Fomentar la restitución de los derechos de la víctima de manera prioritaria y, de ser posible, inmediata.



Artículo 4

La calidad de víctima u ofendido, es independientemente de que se identifique, aprehenda, enjuicie o condene al responsable del delito y de cualquier relación de parentesco que exista con el; por tanto, la víctima o el ofendido gozaran sin distinción alguna, de las mismas garantías, derechos, protección y asistencia que establece esta ley.



Artículo 5

La atención y protección que se otorgue a la víctima u ofendido, será de acuerdo al tipo de victimizacion que se haya generado, atendiendo a las características del delito, evitando en todo momento cualquiera de los siguientes niveles de victimizacion:

I. Primaria. Aquella ocasionada por el activo del delito sobre la víctima directa o indirecta de este;

II. Secundaria. La generada por las instituciones de salud, administración o procuración de justicia, con motivo de la negación o prestación inadecuada, incompleta o incorrecta del servicio a las víctimas directas o indirectas del delito; y

III. Terciaria. La motivada por la comunidad, la sociedad o alguna persona, que impida u obstaculice, de cualquier forma, la superación de la victimizacion, incluyendo la atención prolongada o innecesaria.



Artículo 6

Será considerada violencia institucional: la negación, omisión, dilación y obstaculizacion de la atención y protección a las víctimas, así como el abuso de poder de los servidores públicos que deban proporcionar la atención y protección que prevé la presente ley, sin perjuicio de la responsabilidad penal o administrativa que resulte.



Artículo 7

Tratándose de víctimas de delitos sexuales, de violencia familiar y secuestro, se deberá guardar estricta confidencialidad, especialmente ante la opinión publica, respecto al tratamiento de las mismas, a su identidad y datos personales.



Capítulo Segundo
De la Atención y Protección a Víctimas del Delito

Artículo 8

La atención victimologica, es el conjunto de medidas necesarias encaminadas a disminuir el impacto ocasionado a la víctima u ofendido por la conducta delictiva.

En ningún caso y bajo ningúna circunstancia serán consideradas como parte de la reparación del daño en los procedimientos penales o civiles, ya que los objetivos de las mismas no restituyen en su totalidad el estado que tenia la víctima u ofendido, antes de la comisión del delito.



Artículo 9

La atención que se proporcione estará libre de prejuicios de genero, raza, condición socioeconómica, preferencia sexual, religión o credo, nacionalidad o de cualquier otro tipo de discriminación y sus criterios, patrones estereotipados de comportamiento o practicas sociales y culturales, estarán regidos bajo el principio de igualdad.



Artículo 10

La atención integral, multidisciplinaria y de urgencia que proporcione la subprocuraduria, por si o por medio de alguna institución publica o privada en los términos de esta ley, será:

I. Jurídica;

II. Médica;

III. Psicoterapeutica;

IV. Social; y

V. La que requiera la víctima.

La atención se prestara siempre y cuando tenga relación con el hecho delictivo y la subprocuraduria se encuentre en posibilidades de prestarla.



Artículo 11

Toda atención psicológica que sea proporcionada, deberá considerar el tipo de victimizacion que se presenta, y el nivel de esta para la debida atención psicoterapeutica de emergencia y la que se recomienda a largo plazo, para la total eliminación del impacto de la conducta delictiva.



Artículo 12

En materia de violencia familiar y sexual, la atención que se proporcione será de acuerdo a los modelos que prevé la ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia para el Estado de Hidalgo, sin menoscabo de las disposiciones conducentes en la legislación penal sustantiva y adjetiva del estado.