¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de México
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

LEY DE JUSTICIA INTEGRAL PARA ADOLESCENTES DEL ESTADO DE JALISCO

Fecha de publicación: 12/9/2006

Fecha de reforma: 1/9/2012


  • Título Primero. Disposiciones Generales
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. Derechos y Garantías de los Sujetos de Esta Ley
    • Capítulo III. Responsabilidad de los Adolescentes que Entran en Conflicto con la Ley
  • Título Segundo. Autoridades, Instituciones y Órganos Encargados de la Aplicación de la Ley
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. de la Actuación de la Policía Investigadora y Preventiva
    • Capítulo III. Atribuciones de la Subdirección General de Ejecución de Medidas de Prevención Especial y Adaptación Social y de los Centros de Diagnóstico y de Atención
  • Título Tercero. Procedimiento
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. Investigación y Formulación de la Remisión
    • Capítulo III. de las Medidas Precautorias
    • Capítulo IV. Procedimiento Inicial, Juicio y Ejecución
      • Sección I. Procedimiento Inicial
      • Sección II. Juicio
      • Sección III. de la Ejecución
    • Capítulo V. de la Conciliación
  • Título Cuarto. de las Medidas
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. Medidas de Orientación y Protección
      • Sección I. Apercibimiento
      • Sección II. Libertad Asistida
      • Sección III. Prestación de Servicios a Favor de la Comunidad
      • Sección IV. Reparación del Daño
      • Sección V. Prohibición de Relacionarse con Determinadas Personas
      • Sección VI. Prohibición de Asistir a Determinados Lugares
      • Sección VII. Prohibición de Conducir Vehículos Motorizados
      • Sección IX. Obligación de Acudir a Determinadas Instituciones para Recibir Formación Educativa, Técnica, Orientación, o Asesoramiento
      • Sección X. Obligación de Obtener Un Trabajo
      • Sección XI. Obligación de Abstenerse de Ingerir Bebidas Alcohólicas, Drogas, Estupefacientes y Demás Sustancias Prohibidas
    • Capítulo III. Medidas de Internamiento
      • Sección I. Internamiento Domiciliario
      • Sección II. Internamiento en Tiempo Libre
      • Sección III. Internamiento Definitivo
  • Título Quinto. Ejecución de las Medidas
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II
      • Sección I. Adecuación y Cumplimiento Anticipado de la Medida
      • Sección II. Adecuación por Incumplimiento de la Medida
      • Sección III. Control de la Medida de Internamiento
  • Título Sexto. Recursos
    • Capítulo I. Reglas Generales
    • Capítulo II. Recurso de Revocación
    • Capítulo III. Recurso de Apelación
    • Capítulo IV. Recurso de Queja
  • Transitorios
  • Versión 01-09-2012

Preámbulo

Ley de justicia integral para adolescentes del Estado de Jalisco

Publicada en el no. 6 sección iii del periódico oficial del Estado de Jalisco, el 12 de septiembre de 2006. (en vigor a partir del 15 de febrero de 2007) lic. Francisco javier ramírez acuña, gobernador constitucional del Estado libre y soberano de Jalisco, a los habitantes del mismo hago saber, que por conducto de la secretaria del H. Congreso de esta entidad federativa, se me ha comunicado el siguiente decreto:

Número 21460/lvii/06. El Congreso del Estado decreta:

Artículo único. Se reforma el diverso 21202 que contiene la ley de menores infractores del estado para quedar como sigue:

Ley de justicia integral para adolescentes del Estado de Jalisco

Título Primero
Disposiciones Generales

Capítulo I
Disposiciones Generales

Artículo 1

Esta ley es de orden publico e interés general. Tiene como objeto la creación y aplicación del sistema estatal integral de justicia para adolescentes, el cual se integra con los órganos, instancias, procedimientos, principios, derechos y garantías previstos, y derivados de la constitución política de los estados unidos mexicanos, los tratados internacionales, constitución política del Estado de Jalisco, la presente ley y otros ordenamientos aplicables.



Artículo 2

Son sujetos de esta ley:

I. Las personas de entre 12 años cumplidos y menores de 18 años de edad, denominados adolescentes, a quienes se atribuya o compruebe la realización de una conducta tipificada como delito en las leyes estatales;

II. Las personas de entre 18 años cumplidos y menores de 25 de edad a quienes se atribuya o compruebe la realización de una conducta tipificada como delito en las leyes estatales, cometida cuando eran adolescentes, a quienes se les aplicara el sistema estatal integral de justicia para adolescentes en todo aquello que proceda; y

III. Las víctimas u ofendidos por las conductas referidas en las fracciones anteriores.

Las autoridades, instituciones y órganos previstos en esta ley, serán responsables de operar el sistema estatal integral de justicia para adolescentes.



Artículo 3

Para efectos de esta ley, se entiende por:

I. Adolescente: todo ser humano cuya edad esta entre los 12 años cumplidos y menos de 18 años de edad;

II. Adultos jóvenes: todo ser humano cuya edad esta entre los 18 años cumplidos y menos de 25 años de edad, que son sujetos del sistema;

III. Centro de atención: centro de atención integral juvenil del Estado de Jalisco;

IV. Centro de diagnostico: centro de observación, clasificación y diagnostico del Estado de Jalisco;

V. Constitución: constitución política de los estados unidos mexicanos;

VI. Defensor de oficio: servidor publico adscrito a la defensoría de oficio del estado, especializado en adolescentes;

VII. Juez: servidor publico titular del juzgado, responsable de la administración de justicia, en los procedimientos seguidos a los adolescentes;

VIII. Ley: ley de justicia integral para adolescentes del Estado de Jalisco;

IX. Magistrado: servidor publico integrante de la sala especializada en la administración de justicia para adolescentes, correspondiente del supremo tribunal de justicia del estado;

X. Ministerio publico: agente del ministerio publico especializado en la procuración de justicia para adolescentes;

XI. Niña y niño: todo ser humano menor de 12 años de edad;

XII. Sala: órgano del supremo tribunal de justicia del estado, especializado, que desahogara los recursos contemplados por esta ley;

XIII. Sistema: sistema estatal integral de justicia para adolescentes del Estado de Jalisco;

XIV. Subdirección general: órgano administrativo responsable de la ejecución de medidas de prevención especial y adaptación social, dependiente de la secretaria de seguridad publica prevención y readaptación social; y

XV. Programa: programa personalizado de aplicación de medidas a que se refiere el titulo cuarto de esta ley;



Artículo 4

Son objetivos específicos de esta ley:

I. Establecer los principios rectores del sistema estatal integral de justicia para adolescentes y garantizar su plena observancia;

II. Reconocer los derechos y garantías de las personas sujetas al sistema;

III. Establecer las atribuciones de las autoridades, instituciones y órganos encargados de la aplicación del sistema;

IV. Establecer los procedimientos y mecanismos para determinar la responsabilidad de los adolescentes por la realización de una conducta tipificada como delito; y

V. Regular la ejecución de las medidas aplicables a los adolescentes que resulten responsables por la realización de una conducta tipificada como delito.



Artículo 5

Son principios rectores del sistema:

I. Celeridad procesal: garantiza que los procesos en que están involucrados los adolescentes, se realicen sin dilación y con la menor duración posible;

II. Certeza jurídica: que restringe la discrecionalidad de las decisiones de todas las autoridades del sistema, remitiéndolas al marco estricto de la ley;

III. Contradicción: el desahogo de las pruebas se efectúa en condiciones que permitan a las partes el adecuado ejercicio de los derechos que el ordenamiento procesal les confiere, a fin de debatir los elementos de convicción dentro del juicio;

IV. Especialización: todas las autoridades que intervienen en el sistema, deben tener la capacitación y preparación suficiente para aplicar con eficiencia y eficacia el sistema, debiendo conocer a plenitud los derechos de la adolescencia;

V. Inmediación: tiene por objeto que el juez personalmente escuche los argumentos de las partes y adquiera pleno conocimiento de los hechos, en tanto que los sujetos procesales serán quienes le ministren los elementos necesarios para adquirir pleno conocimiento de los hechos y formular su juicio;

VI. Interés superior del adolescente: garantiza que toda medida que el estado adopte frente a los adolescentes que realizan conductas ilícitas, deba interpretarse y aplicarse siempre en el sentido de fortalecer los derechos de los menores;

VII. Jurisdiccionalidad: que deposita en una jurisdicción especializada la facultad para dirimir los conflictos de los adolescentes mediante la aplicación de la ley;

VIII. Mínima intervención: en todo momento debe buscarse que la intervención del estado, para privar o limitar derechos a través del sistema, se limite al máximo posible;

IX. Proporcionalidad: las medidas deben ser racionales, justificadas y proporcionales a la conducta desplegada y daño ocasíonado por el adolescente;

X. Protección integral de los derechos del adolescente: que requiere en todo momento que las autoridades del sistema respeten y garanticen la protección de los derechos de los adolescentes sujetos al mismo;

XI. Reincorporación social, familiar y cultural del adolescente: que orienta los fines del sistema hacia la adecuada convivencia del adolescente que ha sido sujeto de alguna medida;

XII. Subsidiariedad: por el que se reduce la acción del estado a lo que la sociedad civil no puede alcanzar por si misma;

XIII. Transversalidad: para la interpretación y aplicación de las medidas que se impongan al adolescente se debe tomar en cuenta la totalidad de los derechos con que se encuentran investidos, como sujetos de diversa identidad; así como de las condiciones especiales o contingentes existentes al momento en que se les sujeta al sistema; y

XIV. Se deroga.



Artículo 6

Esta ley debe aplicarse e interpretarse de conformidad con los principios rectores del sistema, la constitución política de los estados unidos mexicanos, los tratados internacionales, constitución política del Estado de Jalisco y demás ordenamientos aplicables en la materia.

Solo en lo no previsto por esta ley, podrá aplicarse supletoriamente el código penal y el código de procedimientos penales del Estado de Jalisco, en tanto no se opongan a los principios rectores y ordenamientos referidos, protegiendo la integridad de los derechos y garantías de los adolescentes.



Artículo 7

Para todos los efectos de esta ley, la edad a considerar será la que tenia la persona al momento de realizar la conducta tipificada como delito; en caso de ser necesario, la edad se comprobara mediante copia certificada, electrónica o autógrafa del acta de nacimiento o extracto expedida por el registro civil, de conformidad con lo previsto por la ley del registro civil y del código civil, ambos del Estado de Jalisco. Cuando esto no sea posible, la comprobación se hará mediante dictamen medico rendido por los peritos que para tal efecto designe la autoridad correspondiente.



Capítulo II
Derechos y Garantías de los Sujetos de Esta Ley

Artículo 8

Los derechos y garantías reconocidos a los sujetos de esta ley son irrenunciables, tienen un carácter enunciativo y no limitativo.



Artículo 9

Son derechos y garantías de los adolescentes sujetos a investigación y a proceso en los términos de esta ley:

I. Todos los considerados en la constitución, en la ley de los derechos de las niñas, los niños y adolescentes en el Estado de Jalisco, en la presente ley y en demás ordenamientos aplicables;

II. Derecho a la libertad, cualquier medida que implique una restricción a este derecho deberá aplicarse de forma excepcional, como ultimo recurso y durante el tiempo mas breve que proceda de conformidad con lo previsto por esta ley;

III. No ser sujetos de medidas cautelares o definitivas que no estén establecidas en esta ley;

IV. Ser siempre tratados y considerados como inocentes, mientras no se les compruebe la realización de la conducta tipificada como delito que se les atribuye;

V. Que la carga de la prueba recaiga en el ministerio publico;

VI. Hacerse representar por un defensor de oficio o privado que posea cédula profesional que lo acredite como licenciado en derecho o abogado, o persona de su confianza;

VII. Ser informados, en un lenguaje claro y accesible, sin demora y personalmente, o a través de sus padres, tutores, quienes ejerzan la patria potestad o la custodia, o representantes legales, sobre las causas por las que se les detiene, juzga o impone una medida; la persona que les atribuye la realización de la conducta tipificada como delito; las consecuencias de la atribución de la conducta, así como de la retención, juicio y medida a que se refiere el titulo cuarto de esta ley; los derechos y garantías que les asísten en todo momento; que podrán disponer de defensa jurídica gratuita y todo aquello que interese respecto de su sujeción al sistema;

VIII. Que sus padres, tutores o quienes ejerzan la patria potestad o la custodia, les acompañen en las actuaciones y les brinden asístencia general; y

IX. En caso de ser indígenas, extranjeros, sordos, ciegos, mudos o no sepan leer ni escribir, ser asístidos en todos los actos procesales, además de un defensor, por personal especializado que comprenda plenamente su idioma, lengua, dialecto, así como su cultura.



Artículo 10

Los adolescentes sujetos a medidas en los términos de esta ley tienen derecho a:

I. No ser privados o limitados en el ejercicio de sus derechos, sino como consecuencia directa o inevitable de la medida impuesta;

II. En cualquier caso que implique la privación de su libertad, tienen derecho a una estancia especializada, de acuerdo con su edad y sexo totalmente separados de los adultos y fuera de los regímenes penitenciarios;

III. Conocer el propio interesado, quien ejerza la patria potestad, tutela, custodia o representación legal, el objetivo de la medida impuesta, la precisión del programa y la conducta que se requiere para cumplir con las medidas impuestas;

IV. No ser trasladados injustificadamente o, en su caso, a ser canalizados a centros de internamiento ubicados lo mas próximo a su lugar de residencia habitual, al de su familia o de quienes ejerzan la tutoría, patria potestad, o custodia;

V. Ser informados desde el inicio de la aplicación de la medida de internamiento por lo menos sobre: el contenido del programa que se les haya determinado; las disposiciones de las normas y reglamentos que regulen sus derechos, prerrogativas, beneficios y obligaciones, así como el régimen interno del centro estatal para adolescentes en que se encuentren y las medidas disciplinarias, así como el procedimiento para su aplicación e impugnación;

VI. Recibir visitas, comunicarse por escrito y por teléfono en los términos dispuestos por los reglamentos de los centros estatales para adolescentes;

VII. Solicitar permisos especiales para egreso temporal y solo por causa justificada;

VIII. Cursar la educación obligatoria y recibir instrucción técnica o formación practica sobre un oficio, arte o profesión, recibir o continuar con su enseñanza e instrucción y, en su caso, con terapias o educación especial;

IX. Ser formado en un ambiente seguro y ordenado, propicio para el desarrollo de hábitos de higiene personal, de estudio y de convivencia armónica en aras de un aprendizaje significativo de los derechos humanos, del civismo y del respeto a los demás;

X. Estar en instalaciones y acceder a servicios que satisfagan su pleno desarrollo;

XI. Realizar actividades recreativas, artísticas, culturales y deprtivas;

XII. Recibir o continuar con atención médica preventiva, correctiva integral y cualquier otro tipo de atención vinculada con la protección de su salud, siempre en razón de su genero y circunstancias particulares;

XIII. Recibir en todo momento una alimentación nutricional adecuada y suficiente para su desarrollo integral;

XIV. No recibir medidas disciplinarias correctivas, extremas o ilegales, tales como la reclusión en celda obscura, castigos corporales, o cualquier tipo de medida que pueda poner en peligro su salud física o mental, ni ser sujeto de represión psicológica;

XV. No ser aislado dentro de los centros estatales de internamiento a menos que, de manera urgente, sea estrictamente indispensable para evitar o resolver actos de violencia generalizada o amotinamiento en los que el adolescente este directamente involucrado. En todos los casos, el adolescente aislado tiene derecho a que el director o responsable del centro que corresponda resuelva a la brevedad sobre la duración de esta medida disciplinaria;

XVI. No ser controlado con fuerza o con instrumentos de coerción, salvo cuando se ocupen para impedir que lesione a otras personas, a si mismo, o que cause daños materiales;

XVII. Permanecer separado, cuando este sujeto a internamiento preventivo, de aquellas personas a quienes ya se haya impuesto la medida de internamiento definitivo;

XVIII. Efectuar un trabajo siempre que no implique menoscabo en su salud física, psicológica, en su dignidad como persona humana y atendiendo a las restricciones y fundamentos de la ley federal del trabajo;

XIX. Recibir y conservar cualquier tipo de material cultural, de capacitación, formación académica y técnica, de entretenimiento y recreo que sea compatible con la medida que este cumpliendo y que coadyuve a su desarrollo integral;

XX. Ser preparado psicológicamente para salir del centro de internamiento cuando este próximo a terminar el cumplimiento de la medida; y

XXI. Los demás previstos en esta ley y en otros ordenamientos aplicables.



Artículo 11

Además de los previstos en la constitución y demás legislación aplicable, las víctimas u ofendidos de las conductas ilícitas tienen los siguientes derechos:

I. Ser informados sobre sus derechos cuando realicen la denuncia o en su primera intervención en el procedimiento;

II. Que el ministerio publico les reciba todos los datos o elementos de prueba con los que cuenten, o bien a constituirse en coadyuvante, para lo cual deberán nombrar a un licenciado en derecho o abogado, o persona de su confianza para que les represente;

III. Ser informados de las resoluciones que finalicen o suspendan el proceso, siempre que lo hayan solicitado y tengan domicilio conocido;

IV. Ser escuchados antes de cada decisión que implique la extinción o suspensión de la acción penal, siempre que lo soliciten;

V. El juez, deberá trasladarse al lugar de residencia de la víctima u ofendido, cuando por su edad, condición física o psíquica, se le dificulte gravemente comparecer ante cualquier autoridad del procedimiento, a ser interrogado o a participar en el acto para el cual fue citado;

VI. Recibir asesoría jurídica, protección especial de su integridad física o psíquica, con inclusión de su familia inmediata, cuando reciban amenazas o corran peligro en razón del papel que cumplen en el procedimiento;

VII. Promover la demanda en contra de terceros civilmente obligados a la reparación del daño; y

VIII. Solicitar la reapertura de la investigación cuando se haya decretado el archivo temporal.