¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de México
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

LEY DE JUSTICIA PARA ADOLESCENTES DEL ESTADO DE YUCATÁN

Fecha de publicación: 27/9/2011

Fecha de reforma: 27/9/2011


  • Título Primero. Disposiciones Generales
    • Capítulo I. Principios, Derechos y Garantías
    • Capítulo II. del Centro Especializado en Aplicación de Medidas para Adolescentes
    • Capítulo III. Competencia
    • Capítulo IV. Excusas y Recusaciones
  • Título Segundo. Actos Procesales
    • Capítulo I. Reglas Generales
      • Sección Primera. Del idioma oficial
      • Sección Segunda. Registro y conservación de los actos procesales
      • Sección Tercera. Resoluciones judiciales
    • Capítulo II. Despacho de los Asuntos
    • Capítulo III. Medios de Apremio y Correcciones Disciplinarias
    • Capítulo IV. Comunicación y Colaboración Entre Autoridades
    • Capítulo V. Notificaciones y Citaciones
    • Capítulo VI. Plazos
    • Capítulo VII. Nulidad de los Actos Procesales
  • Título Tercero. Acción
    • Capítulo I. Ejercicio de la Acción
    • Capítulo II. Extinción de la Acción de Remisión
    • Capítulo III. Criterios de Oportunidad
    • Capítulo IV. de la Exclusión de Responsabilidad
    • Capítulo V. Reparación del Daño
  • Título Cuarto. Salidas Alternativas
    • Capítulo I. Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias
      • Sección Primera. Conciliación y Mediación
      • Sección Segunda. Acuerdos reparatorios
    • Capítulo II. Suspensión Condicional del Proceso
  • Título Quinto. Sujetos Procesales
    • Capítulo I. Ministerio Público
    • Capítulo II. Policía
    • Capítulo III. Víctima
    • Capítulo IV. Adolescente
    • Capítulo V. Defensores y Representantes Legales
    • Capítulo VI. Auxiliares de las Partes
    • Capítulo VII. Deberes de las Partes
  • Título Sexto. Medidas Cautelares
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. Flagrancia
    • Capítulo III. Comparecencia del Adolescente
  • Título Séptimo. Procedimiento Ordinario para Adolescentes
    • Capítulo I. Disposiciones Generales Sobre la Prueba
      • Sección Primera. Prueba anticipada
    • Capítulo II. Etapa de Investigación
      • Sección Primera. Disposiciones generales
      • Sección Segunda. Persecución de las conductas consideradas por las leyes como delitos cometidas por adolescentes
      • Sección Tercera. Actuaciones de la investigación
      • Sección Cuarta. Medios de investigación
      • Sección Quinta. Registro de la investigación y cadena de custodia
      • Sección Sexta. Formulación de la imputación
      • Sección Séptima. Vinculación del adolescente a proceso
      • Sección Octava. Cierre de la investigación
    • Capítulo III. Etapa Intermedia
      • Sección Primera. Desarrollo de la etapa intermedia
    • Capítulo IV. Etapa de Juicio Oral
      • Sección Primera. Disposiciones Generales
      • Sección Segunda. Testigos
      • Sección Tercera. Peritajes
      • Sección Cuarta. Documentos
      • Sección Quinta. Otros medios de prueba
      • Sección Sexta. Desarrollo de la audiencia de juicio oral
    • Capítulo V. Sentencia
  • Título Octavo. Procedimientos Especiales
    • Capítulo I. Principio General
    • Capítulo II. Procedimiento por Delito de Acción de Remisión Privada
    • Capítulo III. Procedimiento para Adolescentes Inimputables
    • Capítulo IV. del Procedimiento (Sic) Adolescentes Integrantes de Pueblos y Comunidades Indígenas
    • Capítulo V. Procedimiento para Hacer Efectiva la Acción Civil
  • Título Noveno. Ejecutorias
    • Capítulo Único
  • Título Décimo. Medios de Impugnación
    • Capítulo I. Normas Generales
    • Capítulo II. Revocación
    • Capítulo III. Apelación
    • Capítulo IV. Casación
    • Capítulo V. Revisión
  • Título Décimo Primero. Medidas para Adolescentes en Conflicto con la Ley
    • Capítulo I. de las Medidas y Su Aplicación
    • Capítulo II. Medidas de Orientación
    • Capítulo III. Medidas de Protección
    • Capítulo IV. Medidas de Tratamiento
  • Título Décimo Segundo. Ejecución de las Medidas
    • Capítulo I. Disposiciones Generales
    • Capítulo II. Evaluación y Supervisión de las Medidas Impuestas
    • Capítulo III. de la Sustitución, Modificación o Conclusión Anticipada de las Medidas
    • Capítulo III. de la Sustitución, Modificación o Conclusión Anticipada de las Medidas
  • Transitorios:
  • Versión 27-09-2011

Preámbulo

Ley de justicia para adolescentes del Estado de Yucatán

Publicada en el suplemento del diario oficial del Estado de Yucatán, el viernes 21 de octubre de 2011.

(en vigor a partir del 18 de febrero de 2012)

Decreto número 453

C. Ivonne aracelly ortega pacheco, gobernadora del Estado de Yucatán, con fundamento en los artículos 38, 55 fracciónes ii y xxv de la constitución política del Estado de Yucatán y 14 fracciónes vii y ix del código de la administración pública de Yucatán, a sus habitantes hago saber:

Que el honorable Congreso del Estado de Yucatán se ha servido dirigirme el siguiente decreto:

Título Primero
Disposiciones Generales

Capítulo I
Principios, Derechos y Garantías

Artículo 1. Objeto de la ley

La presente ley es de orden publico, interés social y observancia general en todo el Estado de Yucatán; y tiene su fundamento en lo previsto en los artículos 18 de la constitución política de los estados unidos mexicanos y 73 bis de la constitución política del Estado de Yucatán, y tiene por objeto la regulación del sistema integral de justicia para adolescentes así como:

I. Garantizar la observancia de los principios rectores del sistema integral de justicia para adolescentes;

II. Garantizar los derechos y establecer las obligaciones de los adolescentes, en conflicto con la ley;

III. Reconocer y garantizar el debido respeto de los derechos fundamentales de las víctimas;

IV. Delimitar las atribuciones y facultades de las instituciones y las autoridades del sistema integral de justicia para adolescentes;

V. Establecer los procedimientos y los mecanismos necesarios para aplicar las medidas legales procedentes, y

VI. Determinar, aplicar y supervisar las medidas impuestas a los adolescentes, que sean declarados responsables de una conducta tipificada como delito en las normas penales del estado.



Artículo 2. Objeto del proceso

El proceso para adolescentes tiene por objeto establecer la existencia jurídica de una conducta tipificada como delito en la ley, determinar quien es su autor o participe, su responsabilidad y la aplicación de las medidas que como consecuencia le correspondan, teniendo como eje rector la reintegración social, familiar y cultural del adolescente; que los daños causados por la conducta tipificada como delito se reparen, a fin de garantizar la justicia en la aplicación del derecho, resolver el conflicto surgido como consecuencia de dicha conducta y restaurar la armonía social entre sus protagonistas y con la comunidad en un marco de respeto a los derechos fundamentales.



Artículo 3. Debido proceso

A ningún adolescente se le podrá imponer medida alguna, sino después de una sentencia firme obtenida en un proceso tramitado de manera pronta, completa e imparcial, con arreglo a esta ley y con observancia estricta de las garantías y derechos fundamentales.



Artículo 4. Características del proceso

A fin de garantizar el respeto a los principios procesales contenidos en la constitución política de los estados unidos mexicanos, la constitución política del Estado de Yucatán, los tratados internacionales firmados por el ejecutivo federal y ratificados por el senado, el proceso será acusatorio y oral.

Es proceso acusatorio en tanto quien sostenga la acusación tendrá la carga de determinar y probar el hecho típico, y la responsabilidad de los adolescentes, sin que los tribunales puedan asumir ni rebasar los términos de la misma, preservandose en todo momento la distinción entre las funciones propias de la acusación, de la defensa y del juez competente.

Es proceso oral en tanto las pretensiones, argumentaciones y pruebas en el desarrollo del proceso se deben plantear, introducir y desahogar de esta forma ante el juez competente, sin perjuicio de que la legislación pueda establecer casos en que los incidentes, recursos y cualquier otra solicitud de tramite se formulen por escrito o por cualquier otro medio.

La vinculación a proceso, la sentencia y cualquier acto de molestia tendrán que ser por mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento.



Artículo 5. Principios rectores

El proceso en materia de justicia para adolescentes se regirá por los principios siguientes:

I. Interés superior de los adolescentes: el cual significa que la interpretación y la aplicación de la ley, será siempre en el sentido de maximizar los derechos fundamentales sustantivos y procesales, de los adolescentes y minimizar los efectos negativos de la aplicación del sistema integral de justicia para adolescentes, teniendo como limite los derechos de las demás personas y de la sociedad misma;

II. Transversalidad: el cual implica que la interpretación y la aplicación de la ley, en relación a los adolescentes, será tomando en cuenta la totalidad de los derechos que, en tanto sujetos de diversas condiciones atraviesa en su caso el adolescente, por ser indígena, mujer, discapacitado, paciente, trabajador, o cualquier otra que resulte contingente en el momento en el que se le aplique el sistema integral de justicia para adolescentes;

III. Certeza jurídica: significa restringir la discrecionalidad de las decisiones al marco estricto de la ley;

IV. Flexibilidad: el cual se refiere a que la ley será analizada e interpretada, de acuerdo a una concepción dúctil;

V. Protección integral de los derechos del adolescente: el cual significa que el adolescente es titular de derechos fundamentales, sustantivos y procesales y además de derechos específicos por su situación particular como persona en desarrollo;

VI. Jurisdiccionalidad: el cual implica que es una autoridad judicial la que llevara a cabo el proceso, así como la que supervisara la legalidad en la fase de ejecución;

VII. Mínima intervención y subsidiaridad: los cuales implican que el sistema integral de justicia para adolescentes será la ultima ratio y que la acción estatal en la prevención del delito, será solo en la medida en que las acciónes de la sociedad civil no sean fructiferas;

VIII. Responsabilidad limitada: se aplicara una medida a un adolescente solo en el caso en que con oportunidad de defensa, se demuestre que realizo una conducta tipificada como delito;

IX. Proporcionalidad: la medida será proporcional a las circunstancias y a la gravedad de la conducta realizada. Su individualizacion debe tener en cuenta: la lesión o puesta en peligro del bien jurídico protegido, la edad, las necesidades particulares del adolescente, y las posibilidades reales de ser cumplida por este;

X. Reincorporación social, familiar y cultural del adolescente: determina el fin esencial de las medidas de orientación, protección y tratamiento;

XI. Celeridad procesal: se refiere a agilizar la duración de los procesos;

XII. Concentración: la presentación, recepción y desahogo de las pruebas, así como todos los actos del debate se desarrollaran ante el juez competente y las partes, en una audiencia continua, sucesiva y secuencial, salvo casos excepcionales previstos en esta ley,

XIII. Contradicción: las partes tendrán los mismos derechos a ser escuchadas y aportar pruebas, con el objeto de que ningúna se encuentre en desventaja frente a la otra, y podrán debatir los hechos y argumentos jurídicos, normativos y jurisprudenciales de la contraparte y controvertir cualquier medio de prueba, para lo cual podrán hacer comparecer, interrogar o, en su caso, contrainterrogar, a los testigos y peritos pertinentes;

XIV. Continuidad: el proceso será continuo e ininterrumpido, esto ultimo no en sentido estricto;

XV. Inmediación: los jueces competentes presidirán y presenciaran en su integridad el desarrollo de todas las audiencias, y por ningún motivo podrán delegar sus funciones, con la presencia ininterrumpida de los sujetos procesales que deban participar en ella, salvo los casos previstos en esta ley para la prueba anticipada;

XVI. Oralidad: el proceso se realizara en forma oral, es decir, en el desahogo de las pruebas, las partes ya no a través del juez competente sino directamente interrogaran al sujeto de prueba;

XVII. Libertad probatoria y la sana critica en la valoración de la prueba: las partes de acuerdo con el principio de contradicción tendrán la oportunidad de ofrecer las pruebas que consideren procedentes a su postura en el proceso. El juez valorara los medios de convicción conforme al sistema de la sana critica, con base en las reglas de la lógica, los conocimientos científicos, las máximas de la experiencia y los principios generales del derecho;

XVIII. Especialización: los jueces de control, de juicio oral y de ejecución, magistrados, defensores públicos, ministerios públicos, policías y personal del centro especializado en la aplicación de medidas para adolescentes deberá (sic) estar especializados en el sistema integral de justicia para adolescentes;

XIX. Presunción de inocencia: el adolescente deberá ser considerado y tratado como inocente en todas las etapas del proceso, mientras no se declare su responsabilidad por sentencia firme, conforme a las reglas establecidas en esta ley. En caso de duda se estará a lo mas favorable al adolescente, y

XX. Privacidad: mediante el cual se respeta la intimidad, privacidad personal familiar del adolescente y consecuentemente se prohíbe la publicación por cualquier medio de comunicación de dato alguno que directa o indirectamente posibilite la divulgación de su identidad.



Artículo 6. Interpretación

Esta ley debe aplicarse e interpretarse de conformidad con los principios rectores del sistema integral de justicia para adolescentes, la constitución de los estados unidos mexicanos, los instrumentos internacionales aplicables en la materia, la constitución política del Estado de Yucatán y las leyes para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, tanto federal como local.



Artículo 7. Supletoriedad

Solo en lo no previsto por esta ley deberá aplicarse supletoriamente el código penal y el código procesal penal ambos del estado y la legislación general que corresponda, siempre que no se opongan a los principios rectores y ordenamientos a que se refiere el articulo anterior protegiendo la integridad de los derechos y garantías de los adolescentes y de las víctimas.



Artículo 8. Sistema Integral de Justicia para Adolescentes

El sistema integral de justicia para adolescentes es el conjunto de elementos normativos, órganos y procedimientos aplicables a los adolescentes a los que se refiere esta ley.

Son integrantes de este sistema, los órganos previstos en el articulo 73 bis de la constitución política del Estado de Yucatán.

Para efectos de esta ley cada vez que se haga referencia al sistema se entenderá hecha al sistema integral de justicia para adolescentes.



Artículo 9. Celebración de convenios de colaboración

Las autoridades, instituciones y órganos especializados para adolescentes, podrán celebrar convenios de colaboración con otras autoridades, instituciones y órganos homólogos de la federación o de las entidades federativas, el distrito federal y ayuntamientos, así como, con organismos públicos o privados, organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil a efecto de lograr un mejor funcionamiento del sistema.



Artículo 10. Derechos fundamentales del adolescente

El adolescente sujeto a esta ley, gozara de los mismos derechos y garantías reconocidos a las personas mayores de dieciocho años de edad, además de los que les correspondan por su condición especial derivada de su edad, y particularmente los siguientes:

I. Conocer los hechos que se le imputan, los derechos que le asísten y, de ser el caso, el motivo de su privación de libertad, así como la autoridad judicial que la ordeno, exhibiendole, según corresponda, la orden emitida en su contra;

II. Ser tratado con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano; quedando prohibida, en consecuencia, cualquier violación a sus derechos humanos, como la tortura, el maltrato, la incomunicación, la coacción psicológica o cualquier otra acción u omisión que atente contra su dignidad o su integridad personal física o mental;

III. Ser juzgado por instituciones, órganos jurisdiccionales y autoridades especializados en materia de justicia para adolescentes;

IV. Se observen las garantías del debido proceso legal, desde el inicio de la investigación hasta la aplicación de la medida correspondiente;

V. Independencia entre las autoridades que efectúen la acción de remisión, las que dicten las medidas y quienes las ejecuten;

VI. Se le respete en todo momento, el derecho a la igualdad ante la ley y a no ser discriminado por motivos de origen étnico, genero, preferencia sexual, condición social o económica, religión, idioma, lengua, dialecto, nacionalidad, practicas o creencias culturales, capacidades especiales, grado de inadaptación social, naturaleza y gravedad de la conducta, o cualquier otro supuesto semejante durante la investigación, el tramite del proceso y la ejecución de las medidas;

VII. Tener un proceso justo, reservado, sin demora, expedito y gratuito ante un juez competente especializado;

VIII. Se emitan las resoluciónes por el juez competente de manera fundada, motivada, pronta, completa e imparcial;

IX. Ser asístido por un defensor y comunicarse con el en todas las etapas del procedimiento; para el caso de que no cuente con defensor, la autoridad le nombrara un defensor publico especializado;

X. No ser privado ilegalmente de su libertad, ni ser limitado en el ejercicio de sus derechos mas allá de los fines, alcances y contenidos de cada una de las medidas que se le deban aplicar, de conformidad a esta ley;

XI. Ser informado de las principales garantías y derechos que tiene durante la investigación, el proceso y la aplicación de las medidas, así como del nombre de la persona que formule la denuncia o querella de la conducta tipificada como delito que se le atribuya;

XII. A la presencia, cuando lo solicite, de sus progenitores, tutores o quienes ejerzan la patria potestad o la custodia; así como, mantener comunicación directa y permanente con ellos sin alterar la disciplina de las diligencias. La autoridad competente podrá limitar esa presencia si existen motivos para presumir que resulta perjudicial para el adolescente;

XIII. A declarar o no, si así lo desea, en este ultimo caso no será obligado a declarar;

XIV. Ser asístido por un traductor o interprete cuando no hable o entienda el idioma español. En caso de ser sordo o mudo, o ambos, se le interrogara por medio de interprete o traductor; si sabe leer y escribir, se le podrá interrogar por escrito;

XV. No ser juzgado mas de una vez por la misma conducta;

XVI. Que las limitaciones o restricciones a sus derechos, sean ordenadas por la autoridad competente conforme a esta ley;

XVII. Recibir información clara, accesible y precisa de la autoridad competente, personalmente o a través de su defensor, progenitores, tutores, o quienes ejerzan la patria potestad o la custodia, sobre el significado de cada una de las actuaciones de la investigación y del proceso que se desarrollen en su presencia al igual que, de la ejecución de las medidas, de su contenido, alcances y razones, de tal forma que el adolescente las comprenda;

XVIII. Se apliquen en su favor, las causas de exclusión previstas en esta ley y demás leyes supletorias;

XIX. No se aplique medida alguna si no existe resolución judicial que la ordene;

XX. Se presuma su inocencia, hasta en tanto no se compruebe que fue autor o participe de una conducta tipificada como delito;

XXI. Se opte por la ley mas favorable para sus derechos fundamentales, cuando resulten aplicables dos o mas leyes o normas respecto de la misma conducta;

XXII. Se respete su intimidad, privacidad personal, familiar y en consecuencia, se prohíbe la publicación de cualquier dato que directa o indirectamente posibilite la divulgación de su identidad;

XXIII. No contravengan el principio de confidencialidad y privacidad del adolescente y su familia, cuando las autoridades brinden información sobre estadísticas procedimentales o judiciales;

XXIV. Ser oído, aportar pruebas, interrogar y contrainterrogar a los testigos y presentar los argumentos necesarios para su defensa y rebatir cuanto le sea contrario, por si mismo o por conducto de su defensor ante el ministerio publico, ante los órganos jurisdiccionales especializados y, en su caso, ante la autoridad que ejecute las medidas;

XXV. No ser juzgado en su ausencia;

XXVI. No ser ingresado preventiva o definitivamente en el centro especializado en la aplicación de medidas para adolescentes, salvo como medida excepcional, por el menor tiempo posible y, mediante orden escrita de autoridad judicial competente, la cual solo podrá aplicarse a los adolescentes de entre catorce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad;

XXVII. Que cuando este sujeto a detención preventiva o cumpliendo medidas de tratamiento en su modalidad interna, se encuentre en el centro especializado en la aplicación de medidas para adolescentes, y en una sección conforme a su genero. Para el caso de internamiento preventivo, se procurara que permanezca en un sitio distinto al del tratamiento;

XXVIII. Ser examinado inmediatamente por un medico, cuando este a disposición o bajo custodia de cualquier autoridad. La atención deberá estar a cargo de un facultativo del mismo sexo que el adolescente;

XXIX. Las medidas que se le apliquen, serán racional y proporcionalmente acordes con la conducta cometida y a sus condiciónes personales;

XXX. No se le apliquen en ningún caso, medidas indeterminadas;

XXXI. Se procure la aplicación de formas alternativas de justicia, cuando resulte procedente;

XXXII. Impugnar las resoluciónes;

XXXIII. La seguridad de su integridad personal durante el internamiento, sea prestada por personal de su mismo sexo;

XXXIV. En toda medida de internamiento determinada por la autoridad judicial, se computara el termino a partir de la detención del adolescente, y

XXXV. Demás consignadas en otros ordenamientos e instrumentos internacionales.



Artículo 11. Principio de legalidad

Los órganos jurisdiccionales están obligados a fundar en derecho y motivar en los hechos probados sus decisiones.

No existe motivación cuando se haya inobservado las reglas de la sana critica, con respecto a medios probatorios de valor decisivo.



Artículo 12. Carácter excepcional de las medidas restrictivas de la libertad

Todo adolescente tiene derecho a que se respete su libertad personal. Nadie puede ser privado de su libertad sino en virtud de orden fundada, motivada y emitida por autoridad judicial, salvo los casos de flagrancia en los términos de esta ley.

Durante el proceso, las medidas cautelares restrictivas de la libertad serán solo las establecidas por esta ley, tienen carácter excepcional y su aplicación debe ser proporcional al peligro que tratan de resguardar.