¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de México
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

LEY DE PROTECCIÓN CIUDADANA CONTRA LOS EFECTOS NOCIVOS DEL TABACO

Fecha de publicación: 6/4/2006

Fecha de reforma: 6/4/2006


  • Capítulo I. del Objeto, Competencias y Alcances de la Ley
  • Capítulo II. de las Áreas de Fumar
  • Capítulo III. de los Establecimientos en que Se Prohíbe Fumar
  • Capítulo IV. de las Actividades de Promoción
  • Capítulo V. de las Visitas de Verificación
  • Capítulo VI. de las Denuncias
  • Capítulo VII. de las Infracciones y Sanciones
  • Capítulo VIII. del Recurso de Reconsideracion
  • Transitorios
  • Versión 06-04-2006

Preámbulo

Ley de protección ciudadana contra los efectos nocivos del tabaco en el Estado de Sonora

Publicada en el no. 19 sección tercera del boletín oficial del Estado de Sonora, el 06 de marzo de 2006.

(en vigor a partir del 07 de marzo de 2006)

Eduardo bours castelo, gobernador del Estado Libre y Soberano de Sonora, a sus habitantes sabed:

Que el honorable Congreso del Estado, se ha servido dirigirme la siguiente ley:

Numero 244

El H. Congreso del Estado Libre y Soberano de Sonora, en nombre del pueblo, tiene a bien decretar la siguiente:

Ley de protección ciudadana contra los efectos nocivos del tabaco

Capítulo I
del Objeto, Competencias y Alcances de la Ley

Artículo 1

La presente ley es de orden publico y de interés social y tiene por objeto prevenir y, en su caso, impedir o revertir el tabaquismo, así como proteger la salud de las personas de los efectos de la inhalación involuntaria de humos producidos por la combustión de tabaco en cualquiera de sus formas o presentaciones.



Artículo 2

La aplicación y vigilancia del cumplimiento de la presente ley compete al ejecutivo estatal, por conducto de la secretaria de salud publica y a los ayuntamientos, por conducto de la dependencia que al efecto designe cada uno de ellos.

Los propietarios o encargados de los establecimientos referidos en esta ley serán responsables del cumplimiento de sus disposiciones, sin perjuicio de que cualquier persona podrá solicitar el auxilio de la fuerza publica para obtener dicho cumplimiento.

La fuerza publica estará invariablemente obligada a intervenir y prestar con eficiencia y prontitud su auxilio para el cumplimiento de esta ley, bastando para que se genere dicha obligación la denuncia o aviso, incluso verbal, que presente cualquier persona ante cualquier elemento de cualquier corporación policíaca estatal o municipal.



Artículo 3

En ningún caso y de ningúna forma se podrá vender, expender o suministrar tabaco a menores de edad, cualquiera que sea la forma de presentación de dicho producto.

Se prohíbe la venta de cigarros o cigarrillos por unidad, en cajetillas menores a 14 unidades, o a través de maquinas expendedoras, a excepción del caso en que estas se encuentren ubicadas en lugares de acceso exclusivo para personas mayores de edad.



Artículo 4

En ningún caso los ayuntamientos podrán otorgar permisos o autorizaciónes para la venta de cigarros o cigarrillos por medio de maquinas expendedoras cuando estas vayan a instalarse o se instalen en establecimientos que no sean de acceso exclusivo para mayores de edad.

Los dueños y los encargados de establecimientos con acceso exclusivo para mayores de edad que obtengan y operen un permiso o autorización para la venta de cigarros o cigarrillos mediante maquinas expendedoras, serán personal y, en su caso, solidariamente responsables por los daños a la salud y perjuicios en general que se causen cuando induzcan, permitan o toleren, pasivamente o por omisión, que menores de edad obtengan cigarros o cigarrillos de las maquinas referidas.

Cualquier denuncia ciudadana relacionada con el incumplimiento de las obligaciones y prohibiciones previstas en este articulo deberá producir, de inmediato, un procedimiento administrativo cuya resolución dejara invariablemente a salvo los derechos de los interesados para demandar, ante los tribunales civiles, el pago o resarcimiento de los daños y perjuicios que se hayan ocasionado con las conductas u omisiónes correspondientes.



Capítulo II
de las Áreas de Fumar

Artículo 5

Los locales cerrados en que se vendan alimentos para su consumo inmediato, los hospitales y las clinicas particulares y, en general, los establecimientos privados que funcionen en locales cerrados con acceso al publico, deberán tener delimitadas, de acuerdo ala demanda de los usuarios, áreas reservadas para fumadores, de modo tal que el humo producido por la combustión del tabaco no afecte a terceros. Dichas áreas no podrán ser mayores a un cuarenta por ciento de los espacios de los locales cerrados de los referidos establecimientos destinados a la atención del publico.

Los encargados de los mencionados establecimientos deberán impedir la presencia de menores de edad, solos o acompañados, en las áreas reservadas para fumadores.



Artículo 6

Las áreas a que se refiere el articulo anterior deberán estar señalizadas de modo claro a la vista del publico y contar con un sistema eficiente para la extracción de humos.



Capítulo III
de los Establecimientos en que Se Prohíbe Fumar

Artículo 7

Se prohíbe fumar en:

I. Cines, teatros, auditorios, restaurantes, clinicas, hospitales y, en general, establecimientos privados que funcionen en locales cerrados con acceso al publico, excepto en el exterior de dichos edificios y en las áreas de fumadores que solo podrán ubicarse en espacios separados o en los vestíbulos, en los términos y con las características previstas en el articulo 5 de esta ley;

II. Centros de salud, hospitales y, en general, edificios públicos;

III. Vehículos utilizados en la prestación del servicio publico de transporte colectivo de pasajeros;

IV. Tiendas de autoservicio y áreas de atención al publico de oficinas bancarias, financieras, industriales, comerciales o de servicio; y

V. Instituciones educativas, publicas y privadas, de educación inicial, jardines de niños, educación especial, primarias, secundarias, media superior y en los espacios cerrados de las instituciones educativas de nivel superior.



Artículo 8

Los establecimientos y vehículos a que se refiere el articulo anterior deberán contar con señalizacion fácilmente visible que indique la prohibición de fumar.



Artículo 9

Quedan excluidos de la prohibición establecida en el articulo 7 los establecimientos de acceso exclusivo a mayores de edad, siempre y cuando cuenten con ventilación apropiada y un sistema eficiente de extracción de humos. La autoridad promoverá, en los referidos establecimientos, la delimitacion de áreas para no fumadores y la instalación y operación de establecimientos exclusivos para mayores de edad donde se prohíba fumar.



Capítulo IV
de las Actividades de Promoción

Artículo 10

La secretaria de salud publica será responsable de elaborar un programa de acción contra el tabaquismo, así como de su instrumentación en todas las unidades de salud que conforman el sistema estatal de salud para quienes será obligatorio.

El referido programa deberá incluir acciónes especificas dirigidas a la prevención y tratamiento del tabaquismo, a la detección temprana del fumador y a la investigación sobre todos los aspectos relacionados con el tabaquismo.

Sin perjuicio de lo anterior, la secretaria de salud publica y los ayuntamientos deberán promover, preferentemente de manera coordinada, la realización de campañas para desalentar el consumo de tabaco en cualquiera de sus modalidades o presentaciones.