¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de México
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

LEY DEL NOTARIADO DEL DISTRITO FEDERAL

Reforma: GO 16-11-2012


  • Título Primero. De la función notarial y del notariado del distrito federal
    • Capítulo I. El notariado como garantía institucional
      • Sección Primera. Disposiciones generales
      • Sección Segunda. Garantías sociales de la función notarial: prestaciones y servicio
    • Capítulo II. De la función notarial y del notariado
      • Sección Primera. De la función notarial
      • Sección Segunda. Del notario
  • Título Segundo. Del ejercicio de la función notarial
    • Capítulo I. De la carrera notarial
      • Sección Primera. Disposiciones generales
      • Sección Segunda. De los exámenes
    • Capítulo II. De la actuación notarial
      • Sección Primera. Del inicio de la actuación notarial
      • Sección Segunda. De los elementos notariales: sello de autorizar y protocolo
        • A. Sello de Autorizar
        • B. Protocolo
      • Sección Tercera. De las actuaciones y documentos notariales
        • A. Escrituras
        • B. Actas
        • C. Testimonios, Copias Certificadas, Copias Certificadas Electrónicas y Certificaciones
    • Capítulo III. De los efectos, valor y de la protección de efectos del instrumento publico notarial
    • Capítulo IV. De la competencia para realizar funciones notariales en asuntos extrajudiciales y de la tramitación sucesoria ante notario
      • Sección Primera. Disposiciones generales
      • Sección Segunda. Normas notariales de tramitación sucesoria
    • Capítulo V. Suplencia, asociación, separación, suspensión y terminación de funciones
      • Sección Primera. Permuta de notarías, suplencias y asociaciones
      • Sección Segunda. Separación de funciones
      • Sección Tercera. Suspensión y cesación de funciones
  • Título Tercero. Del régimen de responsabilidades, de la vigilancia y de las sanciones
    • Capítulo Único. Del régimen de responsabilidad
      • Sección Primera. De la vigilancia
      • Sección Segunda. De las responsabilidades y sanciones
      • Sección Tercera. Del procedimiento de imposición de sanciones
  • Título Cuarto. De las instituciones que apoyan la función notarial
    • Disposiciones Generales. Artículo 235
    • Capítulo I. Del archivo general de notarlas del distrito federal
    • Capítulo II. Del colegio de notarios del distrito federal
    • Capítulo III. Del decanato del notariado del distrito federal
  • Transitorios

TÍTULO PRIMERO
De la función notarial y del notariado del distrito federal

Artículos 1 - 46

CAPÍTULO I
El notariado como garantía institucional

Artículos 1 - 25

SECCIÓN PRIMERA
Disposiciones generales

Artículos 1 - 11

Artículo 1

El objeto de esta Ley es regular, con carácter de orden e interés público y social la función notarial y al notariado en el Distrito Federal.

Artículo 2

Para los efectos de esta Ley se entenderá por: I. "Administración": La Administración Pública del Distrito Federal; II. "Arancel": El Arancel de notarios para el Distrito Federal; III. "Archivo": El Archivo General de Notarias, cuyos fines señala esta Ley; IV. "Archivo Judicial": El Archivo del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal; V. "Asamblea Legislativa": La Asamblea Legislativa del Distrito Federal; VI. "Autoridades competentes": La Consejería Jurídica y de Servicios Legales, por sí, o a través de la Dirección General Jurídica y de Estudios Legislativos y las direcciones y subdirecciones competentes de ésta, salvo que por el contexto de esta ley deba entenderse adicional o exclusivamente otra autoridad; VII. "Código Civil": El Código Civil vigente para el Distrito Federal; VIII. "Código de Procedimientos": El Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal; IX. “Código Penal”.- El Nuevo Código Penal para el Distrito Federal; X. "Colegio": El Colegio de Notarios del Distrito Federal, A. C.; XI. Comisión de Arbitraje, Legalidad y Justicia: La Comisión de Arbitraje, Legalidad y Justicia del Colegio designada por su Junta de Decanos; XII. Comisión Registral y Notarial: Comisión Registral y Notarial de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; XIII. "Consejo": El Consejo del Colegio de Notarios del Distrito Federal, A.C.; XIV. "Constitución": La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; XV. "Esta Ley": La Ley del Notariado para el Distrito Federal; XVI. "Gaceta": La Gaceta Oficial del Gobierno del Distrito Federal; XVII. "Ley Orgánica": La Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal; XVIII. "Notariado": El Notariado del Distrito Federal o Notariado de la Ciudad de México bajo el sistema del Notariado Latino; XIX. “Registro Público”: El Registro Público de la propiedad Inmueble; y el Registro Público de las Personas Morales ambos del Distrito Federal; XX. “Registro Nacional de Testamentos”: A la Dirección del Registro Nacional de Avisos de Testamento, dependiente de la Dirección General de Compilación y Consulta del Orden Jurídico Nacional de la Secretaría de Gobernación; XXI. “Entes Públicos”: Los órganos Ejecutivo, Legislativo, Judicial y autónomos del Distrito Federal; XXII. “Certificado Electrónico”: el documento firmado electrónicamente por un prestador de servicios de certificación que vincula los datos de firma de su autor y confirma su identidad; XXIII. “Firma Electrónica Notarial”: “Firma Electrónica Notarial”: (sic) La firma electrónica en términos de la Ley de la Firma Electrónica del Distrito Federal, asignada a un notario de esta entidad con motivo de sus funciones, con igual valor jurídico que su firma autógrafa y su sello de autorizar, en términos de la normatividad aplicable.

Artículo 3

En el Distrito Federal corresponde al Notariado el ejercicio de la función notarial, de conformidad con el artículo 122 de la Constitución. El Notariado es una garantía institucional que la Constitución establece para la Ciudad de México, a través de la reserva y determinación de facultades de la Asamblea y es tarea de ésta regularla y efectuar sobre ella una supervisión legislativa por medio de su Comisión Registral y Notarial. El Notariado como garantía institucional consiste en el sistema que, en el marco del notariado latino, esta ley organiza la función del notario como un tipo de ejercicio profesional del Derecho y establece las condiciones necesarias para su correcto ejercicio imparcial, calificado, colegiado y libre, en términos de Ley. Su imparcialidad y probidad debe extenderse a todos los actos en los que intervenga de acuerdo con ésta y con otras leyes.

Artículo 4

Corresponde al Jefe de Gobierno la facultad de expedir las patentes de notario y de aspirante a notario, conforme a las disposiciones contenidas en la presente ley.

Artículo 5

Al Jefe de Gobierno y a las Autoridades competentes del Distrito Federal les corresponde aplicar la presente Ley y vigilar su debido cumplimiento. Las citadas autoridades se auxiliarán de la Unidad de Firma Electrónica de la Contraloría General del Distrito Federal, únicamente tratándose del uso de la firma electrónica notarial en términos del Código Civil, de esta Ley, de la Ley de Firma Electrónica del Distrito Federal y de las demás disposiciones aplicables.

Artículo 6

Esta Ley regula el tipo de ejercicio profesional del derecho como oficio jurídico consistente en que el Notario, en virtud de su asesoría y conformación imparcial de su documentación en lo justo concreto del caso, en el marco de la equidad y el Estado Constitucional de Derecho y de la legalidad derivada del mismo, reciba por fuerza legal del Estado el reconocimiento público y social de sus instrumentos notariales con las finalidades de protección de la seguridad jurídica de los otorgantes y solicitantes de su actividad documentadora.

Artículo 7

Esta Ley establece como principios regulatorios e interpretativos de la función y documentación notarial:

I. El de la conservación jurídica de fondo y forma del instrumento notarial y de su efecto adecuado;

II. El de la conservación del instrumento notarial y de la matricidad en todo tiempo del mismo;

III. El de la concepción del Notariado como Garantía Institucional;

IV. Estar al servicio del bien y la paz jurídicos de la Ciudad y del respeto y cumplimiento del Derecho;

V. El ejercicio de la actividad notarial, en la justa medida en que se requiera por los prestatarios del servicio, obrando con estricto apego a la legalidad aplicable al caso concreto, de manera imparcial, preventiva, voluntaria y auxiliar de la administración de justicia respecto de asuntos en que no haya contienda.

El notario debe prestar su función más allá del interés del solicitante del servicio notarial, lo que implica cumplir sus procedimientos de asesoría notarial y de conformación del instrumento notarial, en estricto apego a la norma y de manera imparcial; debe aconsejar a cada una de las partes o solicitantes del servicio sin descuidar los intereses de la contraparte, en lo justo del caso de que se trate.

VI. El del cuidado del carácter de orden público de la función y su documentación en virtud del otorgamiento de la cualidad para dar fe, por el Jefe de Gobierno, a su actividad como Notario por la expedición de la patente respectiva, previos exámenes que merezcan tal reconocimiento público y social por acreditar el saber prudencial y la practica suficientes para dicha función, con la consecuente pertenencia al colegio y la coadyuvancia de éste a las funciones disciplinarias de vigilancia y sanción por parte de las autoridades, la continuación del archivo del Notario por el Archivo y la calificación y registro de los documentos públicos reconocidos por esta Ley por el Registro Público, tratándose de actos inscribibles.

Artículo 8

Es obligación de las autoridades competentes, del Colegio y de los notarios, que la población reciba un servicio notarial pronto, expedito, profesional y eficiente. Si las autoridades competentes observan deficiencias, lo comunicarán al Colegio para que éste instrumente lo necesario para la expedita solución de las mismas y el eficaz cumplimiento de esa obligación.

En el caso de quejas y denuncias, las autoridades solicitarán que sean atendidas con atingencia por el Colegio y se practiquen las medidas preventivas; lo anterior, sin demérito de los procedimientos establecidos y previstos por otras leyes y reglamentos. Para ello y para programas especiales, el Colegio podrá celebrar convenios.

Artículo 9

La Administración instrumentará las medidas necesarias para facilitar la actividad notarial a fin de que la prestación del servicio se lleve a cabo en función de los principios a que se refiere el artículo 7 de esta Ley. Especial apoyo se ofrecerá, tratándose de programas especiales acordados entre la Administración y el Colegio y de aquellos previstos en los artículos 16 al 19 de esta ley. El Colegio, los Notarios y el Archivo, otorgaran facilidades y participaran en encuestas, sondeos y demás actividades que relacionadas con el ejercicio de la función notarial, dispongan las autoridades competentes.

Artículo 10

El Jefe de Gobierno expedirá el decreto de autorización de nuevas notarías, cuando exista la necesidad del crecimiento del servicio, en el que podrá señalar su residencia, siempre y cuando dicha medida no afecte:

I. La preparación que deben tener los solicitantes de los exámenes de Aspirante y oposición y el de sus respectivos aprobados y triunfadores; y

II. La imparcialidad, la calidad profesional, la autonomía, la independencia y el sustrato material y económico de los notarios.

El decreto, fundado y motivado, deberá prever un examen de oposición por cada notaría, tomando en cuenta la población beneficiada y tendencias de su crecimiento, así como las necesidades notariales de ésta, mediando el tiempo conveniente entre cada convocatoria.

El Jefe de Gobierno podrá solicitar la opinión del colegio para los efectos a que se refiere el primer párrafo de este artículo.

Artículo 11

Los notarios son auxiliares en la administración de justicia. La Asamblea, la Administración, el Tribunal y el Colegio coadyuvarán en el desempeño de esta función.

SECCIÓN SEGUNDA
Garantías sociales de la función notarial: prestaciones y servicio

Artículos 12 - 25