¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de España
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

REAL DECRETO 1201/1981, DE 8 DE MAYO, POR EL QUE SE APRUEBA EL REGLAMENTO PENITENCIARIO.

Ministerio de Justicia

BOE 149 de 23/06/1981

Redacción publicada el 21/07/1999


Notice: Undefined index: 3715831 in /var/www/vhosts/smartleges.com/juris/application/views/scripts/site/law-content.phtml on line 89 Notice: Undefined index: 3715831 in /var/www/vhosts/smartleges.com/juris/application/views/scripts/site/law-content.phtml on line 89 Notice: Undefined index: 3715831 in /var/www/vhosts/smartleges.com/juris/application/views/scripts/site/law-content.phtml on line 89
  • REGLAMENTO PENITENCIARIO
    • TÍTULO PRIMERO. Disposiciones generales
    • TÍTULO SEGUNDO. Del régimen penitenciario
      • CAPÍTULO I. Régimen general de los Establecimientos Penitenciarios
      • CAPÍTULO II. Régimen de los Establecimientos de preventivos
      • CAPÍTULO III. Régimen de los Establecimientos de cumplimiento
        • Sección primera. Del régimen ordinario
        • Sección segunda. Del régimen abierto
        • Sección tercera. Del régimen cerrado
        • Sección cuarta. Del régimen de los Establecimientos para jóvenes
      • CAPÍTULO IV. Régimen de los Establecimientos especiales
      • CAPÍTULO V. Libertad de los penados
        • Sección primera. Libertad condicional
        • Sección segunda. Licenciamiento definitivo
      • CAPÍTULO VI. Seguridad y vigilancia
      • CAPÍTULO VII. Conducciones y traslados
      • CAPÍTULO VIII. Comunicaciones, visitas y recepción de paquetes y encargos
        • Sección primera. Disposiciones generales
        • Sección segunda. Comunicaciones orales
        • Sección tercera. Comunicaciones especiales
        • Sección cuarta. Comunicaciones escritas
        • Sección quinta. Comunicaciones por teléfono
        • Sección sexta. Comunicaciones con Abogados, Procuradores, Autoridades y profesionales
        • Sección séptima. Recepción de paquetes y encargos
      • CAPÍTULO IX. Régimen disciplinario
        • Sección primera. Disposiciones generales
        • Sección segunda. Recompensas
        • Sección tercera. Faltas y correcciones
        • Sección cuarta. Ejecutoriedad
        • Sección quinta. Prescripción y cancelación
        • Sección sexta. Procedimiento
      • CAPÍTULO X. Información, quejas y recursos
      • CAPÍTULO XI. Participación de los internos en las actividades de los Establecimientos
    • TÍTULO TERCERO. De las prestaciones de la Administración
      • CAPÍTULO I. Asistencia sanitaria e higiénica
        • Sección primera. Asistencia sanitaria
        • Sección segunda. Higiene, aseo y limpieza
      • CAPÍTULO II. Instrucción y educación
        • Sección primera. Centros, Enseñanzas y Ciclos
        • Sección segunda. Estructura organizativa
          • Subsección primera
          • Subsección segunda
        • Sección tercera. Evaluación
        • Sección cuarta. Enseñanzas especiales
        • Sección quinta. Promoción cultural
        • Sección sexta. Bibliotecas
      • CAPÍTULO III. Asistencia religiosa
      • CAPÍTULO IV. Trabajo penitenciario
        • Sección primera. Disposiciones generales
        • Sección segunda. Relación laboral penitenciaria
        • Sección tercera. Organización del trabajo
        • Sección cuarta. Clasificación laboral
        • Sección quinta. Prelación para la ocupación de puestos de trabajo
        • Sección sexta. Participación de los internos en la organización y planificación del trabajo
        • Sección séptima. Seguridad e higiene en el trabajo
        • Sección octava. Jornada laboral, horas extraordinarias, descanso semanal, permisos y vacaciones
        • Sección novena. Remuneraciones, disposición del salario y participación en beneficios
        • Sección décima. Disciplina del trabajo
        • Sección undécima. Procedimiento laboral penitenciario
      • CAPÍTULO V. Alimentación de los internos
        • Sección primera. Disposiciones generales
        • Sección segunda. Composición de los racionados
        • Sección tercera. Racionado común
        • Sección cuarta. Racionado de enfermería
      • CAPÍTULO VI. Vestuario, equipo y utensilio
      • CAPÍTULO VII. Adquisición voluntaria de artículos autorizados
    • TÍTULO CUARTO. Del tratamiento penitenciario
    • TÍTULO QUINTO. De los permisos de salida
    • TÍTULO SEXTO. De los beneficios penitenciarios
    • TÍTULO SÉPTIMO. De la asistencia social penitenciaria
    • TÍTULO OCTAVO. De los órganos penitenciarios colegiados y unipersonales
      • CAPÍTULO PRIMERO. Órganos colegiados
        • Sección primera. De las Juntas de Régimen y Administración
        • Sección segunda. De los Equipos de Observación
        • Sección tercera. De los Equipos de Tratamiento
        • Sección cuarta. Normas comunes a los Equipos de Observación y de Tratamiento
        • Sección quinta. Normas comunes a los órganos colegiados
      • CAPÍTULO II. Órganos unipersonales
        • Sección primera. De los Directores
        • Sección segunda. De los Subdirectores
        • Sección tercera. De los Administradores
        • Sección cuarta. De los Juristas-Criminólogos
        • Sección quinta. De los Psicólogos
        • Sección sexta. De los Pedagogos
        • Sección séptima. De los Psiquiatras
        • Sección octava. De los Sociólogos
        • Sección novena. De los Endocrinólogos
        • Sección décima. De los Jefes de Servicios
        • Sección undécima. De los Médicos
        • Sección duodécima. De los Capellanes
        • Sección decimotercera. De los Profesores de Educación General Básica
        • Sección decimocuarta. De los Educadores
        • Sección decimoquinta. De los Asistentes Sociales
        • Sección decimosexta. De los Jefes de Centro
        • Sección decimoséptima. De las distintas Unidades de Servicio
          • B
          • C
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • LL
    • Sección decimoctava. De los Ayudantes Técnicos Sanitarios
    • Sección decimonovena. Del personal laboral
    • Sección vigésima. Del Delegado de Trabajos Penitenciarios
    • Sección vigésima primera. Del Administrador-Interventor de los Sectores Laborales
    • Sección vigésima segunda. De los Jefes Administrativos de los sectores laborales
    • Sección vigésima tercera. De los Maestros de los sectores laborales
    • Sección vigésima cuarta. De los funcionarios de vigilancia en sectores laborales
    • Sección vigésima quinta. Disposición general
  • TÍTULO NOVENO. De los servicios de oficinas y procedimientos económicos, administrativos y contables
    • CAPÍTULO I. Servicios de oficinas
    • CAPÍTULO II. Servicios de administración y contabilidad
      • Sección primera. Organización general
      • Sección segunda. Libros de Contabilidad
      • Sección tercera. Rendición de Cuentas
        • Subsección primera
        • Subsección segunda
        • Subsección tercera
    • CAPÍTULO III. Servicio de alimentación
      • Sección primera. Provisión de víveres. Recepción y custodia
      • Sección segunda. Preparación y distribución de comidas
      • Sección tercera. De la alimentación y demás gastos de estancia de detenidos, presos y penados en los depósitos municipales y de su mantenimiento
      • Sección cuarta. De la alimentación y demás gastos de estancia en centros hospitalarios no penitenciarios
    • CAPÍTULO IV. Servicio de economato
      • Sección primera. Organización administrativa del Economato
      • Sección segunda. Normas relativas a la venta de artículos autorizados
      • Sección tercera. Contabilidad de los Economatos
      • Sección cuarta. Liquidación de beneficios y rendición de cuentas de los Economatos
    • CAPÍTULO V. Servicio de vestuario, equipo y utensilio de los internos
    • CAPÍTULO VI. Intervención del dinero, valores y alhajas. Constitución del peculio y fondo de ahorro
      • Sección primera. Intervención del dinero, valores y alhajas
      • Sección segunda. Constitución del peculio
      • Sección tercera. Fondo de ahorros de los internos
  • Disposición transitoria cuarta
  • Téngase en cuenta que esta norma queda derogada por la disposición derogatoria única.2.b) del Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero; no obstante, se mantiene la vigencia de los arts. 108, 109, 110 y 111 y del primer párrafo del art. 124, según establece el apartado 3 de la citada disposición derogatoria. Ref. BOE-A-1996-3307.

    Asimismo, el contenido de los arts. 277 a 324; 328 a 332 y 334 a 343 del presente Reglamento Penitenciario se mantendrá vigente, con rango de resolución, en lo que no se oponga a lo establecido en el Reglamento Penitenciario que se aprueba por el Real Decreto 190/1996 citado, según establece su disposición transitoria tercera. Ref. BOE-A-1996-3307.


    Incluye la corrección de errores publicada en BOE núm. 182, de 31 de julio de 1981. Ref. BOE-A-1981-17334.

    La disposición final segunda de la Ley Orgánica uno/mil novecientos setenta y nueve, de veintiséis de septiembre, General Penitenciaria, establece la necesidad de elaborar el correspondiente Reglamento en desarrollo de la mencionada Ley.

    En su virtud, a propuesta del Ministro de Justicia, de conformidad con el dictamen emitido por el Consejo de Estado, y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día ocho de mayo de mil novecientos ochenta y uno,

    DISPONGO:

    Artículo único.

    Se aprueba el Reglamento Penitenciario, cuyo texto se inserta a continuación.

    Dado en Madrid a ocho de mayo de mil novecientos ochenta y uno.

    JUAN CARLOS R.

    El Ministro de Justicia,

    FRANCISCO FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ

    REGLAMENTO PENITENCIARIO

    TÍTULO PRIMERO
    Disposiciones generales

    Artículo 1.

    1. Las Instituciones Penitenciarias, que se regulan en la Ley Orgánica General Penitenciaria, y en el presente Reglamento, tienen como fin primordial la reeducación y la reinserción social de los sentenciados a penas y medidas de seguridad privativas de libertad, así como la retención y custodia de detenidos, presos y penados.

    2. También tienen a su cargo las Instituciones Penitenciarias una labor asistencial y de ayuda para internos y liberados, así como para sus familiares, en colaboración con las instituciones y asociaciones públicas y privadas dedicadas a tales fines.

    Artículo 2.

    1. La actividad penitenciaria se desarrollará con las garantías y dentro de los límites establecidos por las Leyes, los reglamentos y las sentencias judiciales.

    2. Los actos que quebranten estos límites serán declarados nulos, y sus autores incurrirán en responsabilidad, de acuerdo con la legislación vigente.

    Artículo 3.

    1. La actividad penitenciaria se ejercerá respetando, en todo caso, la personalidad y dignidad humana de los recluidos.

    2. Los condenados a penas de prisión gozarán de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución española, a excepción de los que se vean expresamente limitados por el contenido del fallo condenatorio, el sentido de la pena y la Ley Penitenciaria.

    3. El régimen de prisión preventiva tiene por objeto retener al interno a disposición de la autoridad judicial. El principio constitucional de la presunción de inocencia presidirá el régimen penitenciario de los preventivos.

    4. No se establecerá diferencia alguna por razón de nacimiento, raza, opiniones políticas, creencias religiosas, condición social o cualesquiera otras circunstancias de análoga naturaleza.

    Artículo 4.

    Principio inspirador del cumplimiento de las penas y medidas de seguridad de privación de libertad será la consideración de que el interno es sujeto de derecho y no se halla excluido de la sociedad, sino que continúa formando parte de la misma.

    Artículo 5.

    1. Ningún interno será sometido a torturas, a malos tratos de palabra o de obra, ni será objeto de un rigor innecesario en la aplicación de las normas.

    2. Se garantiza la libertad ideológica y religiosa de los internos, y su derecho al honor, a ser designados por su propio nombre, a la intimidad personal, a la información, a la educación y al acceso a la cultura, al desarrollo integral de su personalidad, a elevar peticiones a las autoridades y a participar en los asuntos públicos por medio del sufragio, en las condiciones legalmente establecidas.

    3. La Administración Penitenciaria velará por la vida, integridad y salud de los internos, y les facilitará el ejercicio de sus derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales, sin exclusión del derecho de sufragio, salvo que sean incompatibles con el objeto de su detención o el cumplimiento de la condena. Asimismo velará por el ejercicio del derecho al trabajo y a la seguridad social, adoptará las medidas necesarias para que los internos y sus familiares conserven sus derechos a las prestaciones de la Seguridad Social adquiridas antes del ingreso en prisión, y no impedirá que los internos continúen los procedimientos que tuvieren pendientes en el momento de su ingreso en prisión o que puedan entablar nuevas acciones.

    Artículo 6.

    1. Los internos, en defensa de sus derechos e intereses, podrán dirigirse a las autoridades competentes y utilizar los recursos legales en relación con las reclamaciones y peticiones que formulen.

    2. En consecuencia, podrán también presentar a las autoridades penitenciarias peticiones y quejas relativas a su tratamiento o al régimen del establecimiento.

    3. Tales solicitudes se anotarán en un libro-registro, y las resoluciones que se adopten serán notificadas por escrito a los interesados, con expresión de los recursos que procedan, plazos para interponerlos y órganos ante los que se han de presentar.

    4. Los internos tienen derecho a conocer los derechos y deberes integrantes de su situación jurídico-penitenciaria.

    Artículo 7.

    Los internos deberán:

    a) Permanecer en el establecimiento a disposición de la autoridad que hubiere decretado su internamiento o para cumplir las condenas que se les impongan, hasta el momento de su liberación.

    b) Acatar las normas de régimen interior reguladoras de la vida del establecimiento, cumpliendo las sanciones disciplinarias que les sean impuestas en el caso de infracción de aquéllas, de conformidad con lo establecido en el artículo 44 de la Ley Orgánica General Penitenciaria y el capítulo IX del título II de este Reglamento.

    c) Mantener una normal actitud de respeto y consideración con los funcionarios de Instituciones Penitenciarias y autoridades judiciales o de otro orden, tanto dentro de los Establecimientos Penitenciarios como fuera de ellos con ocasión de traslado, conducciones o práctica de diligencias.

    d) Observar una conducta correcta con sus compañeros de internamiento.

    Artículo 8.

    Los Establecimientos Penitenciarios se organizarán conforme a los siguientes criterios:

    a) Una ordenación de la convivencia, adecuada a cada tipo de establecimiento, y basada en el respeto de los derechos y la exigencia de los deberes de cada persona.

    b) La aplicación de un tratamiento individualizado tendente a la supresión de la capacidad delictiva o peligrosidad de los sentenciados.

    c) La asistencia médica, religiosa, social, de instrucción y de trabajo y formación profesional, en análogas condiciones que las de la vida libre.

    d) Un sistema de vigilancia y seguridad que garantice la custodia de los internos.

    e) La recta gestión y administración para el buen funcionamiento de los Establecimientos.

    Artículo 9.

    1. La ubicación de los Establecimientos será fijada por la Administración Penitenciaria dentro de las áreas territoriales que se designen, que, en la medida de lo posible, coincidirán con las que constituyan el mapa del Estado de las Autonomías. En todo caso, se procurará que cada una cuente con el número suficiente de aquéllos para satisfacer las necesidades penitenciarias y evitar el desarraigo social de los penados.

    2. En cada una de las áreas territoriales deberá existir, al menos, un Establecimiento de preventivos por provincia, y un Establecimiento de cumplimiento de régimen ordinario y otro para jóvenes.

    3. Los Establecimientos Penitenciarios no deberán acoger más de 350 internos por unidad, entendiéndose por tal un departamento con completa separación física y regimental.

    Artículo 10.

    Los Establecimientos Penitenciarios deberán contar en el conjunto de sus dependencias con servicios idóneos de dormitorios individuales, enfermerías, servicios higiénicos, escuelas, local destinado a culto religioso, bibliotecas, instalaciones deportivas y recreativas, talleres, patios, peluquería, cocina, comedor, locutorios individualizados, departamento de información al exterior, salas anejas de relaciones familiares, locutorios para comunicaciones con Abogados defensores en número y condiciones apropiados y, en general, todos aquellos servicios que permitan desarrollar en ellos una vida de colectividad organizada y una adecuada clasificación de los internos, en relación con los fines que en cada caso les están atribuidos.

    Igualmente contarán con locales idóneos para el desarrollo de las distintas actividades encomendadas a los funcionarios del Establecimiento.