¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de España
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

REAL DECRETO 849/1986, DE 11 DE ABRIL, POR EL QUE SE APRUEBA EL REGLAMENTO DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO, QUE DESARROLLA LOS TÍTULOS PRELIMINAR I, IV, V, VI Y VII DE LA LEY 29/1985, DE 2 DE AGOSTO, DE AGUAS.

Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo

BOE 103 de 30/04/1986

Redacción publicada el 29/12/2016


Notice: Undefined index: 4313220 in /var/www/vhosts/smartleges.com/juris/application/views/scripts/site/law-content.phtml on line 89 Notice: Undefined index: 4313220 in /var/www/vhosts/smartleges.com/juris/application/views/scripts/site/law-content.phtml on line 89 Notice: Undefined index: 4313220 in /var/www/vhosts/smartleges.com/juris/application/views/scripts/site/law-content.phtml on line 89
  • REGLAMENTO
    • TITULO PRELIMINAR
    • TITULO I. Del dominio público hidráulico del Estado
      • CAPITULO I. De los bienes que lo integran
      • CAPITULO II. De los cauces, riberas y márgenes
      • CAPITULO lII. De los lagos, lagunas, embalses y terrenos inundables
      • CAPITULO IV. De los acuíferos subterráneos
    • TITULO II. De la utilización del Dominio Público Hidráulico
      • CAPÍTULO PRELIMINAR. Definiciones
      • CAPITULO I. Servidumbres legales
        • Sección 1.ª Disposición general
        • Sección 2.ª Servidumbre de acueducto
        • Sección 3.ª Otras servidumbres
      • CAPITULO II. Usos comunes y privativos
        • Sección preliminar. Disposiciones generales
        • Sección 1.ª Usos comunes. Principios generales
        • Sección 2.ª. Usos comunes especiales. Normas generales
        • Sección 3.ª. Navegación, flotación, establecimiento de barcas de paso y sus embarcaderos
        • Sección 4.ª. Otros usos comunes especiales
        • Sección 5.ª. Usos comunes especiales que por su especial afección del dominio público hidráulico puedan dificultar la utilización del recurso por terceros
        • Sección 6.ª Actividades en la zona de policía
        • Sección 7.ª Usos privativos por disposición legal
        • Sección 8.ª Extinción del derecho al uso privativo
        • Sección 9.ª Régimen de explotación de los embalses superficiales y acuíferos subterráneos. Asignaciones y reservas de recursos
      • CAPITULO III. Autorizaciones y concesiones
        • Sección 1.ª La concesión de aguas en general
        • Sección 2.ª Normas generales de procedimiento
        • Sección 3.ª Normas complementarias de procedimiento
        • Sección 4.ª Tramitación de concesiones de aguas para abastecimiento de poblaciones y urbanizaciones
        • Sección 5.ª Tramitación de concesiones de obras e instalaciones en el dominio público hidráulico
        • Sección 6.ª Especialidades en la tramitación de otras concesiones
        • Sección 7.ª Novación de concesiones
        • Sección 8.ª Modificaciones de las características de las concesiones
        • Sección 9.ª Revisión de las concesiones
        • Sección 10.ª Extinción de las concesiones
        • Sección 11.ª Alumbramiento y utilización de aguas subterráneas
        • Sección 12.ª Del registro de aguas, la base central del agua y el catálogo de aguas privadas
          • Subsección 1
          • Subsección 2
          • Subsección 3
      • CAPITULO IV. Comunidades de usuarios
        • Sección 1.ª Normas generales
        • Sección 2.ª Organos de las Comunidades de Usuarios y régimen de sus acuerdos
        • Sección 3.° Normas complementarias
    • TITULO III. De la protección del dominio público hidráulico y de la calidad de las aguas continentales
      • CAPITULO I. Normas generales, apeo y deslinde del dominio público, y zonas de protección y reservas hidrológicas
        • Sección 1.ª Normas generales
        • Sección 2.ª Apeo y Deslinde
        • Sección 3.ª Zonas de protección
        • Sección 4ª. Régimen Jurídico de las Reservas Hidrológicas
      • CAPITULO II. De los vertidos
        • Sección 1.ª Autorizaciones de vertido
        • Sección 2.ª Entidades colaboradoras
        • Sección 3.ª Sustancias peligrosas
        • Sección 4.ª Vertidos a las aguas subterráneas
        • Sección 4.ª bis. Desbordamientos de sistemas de saneamiento en episodios de lluvia
        • Sección 5.ª Establecimiento de instalaciones industriales
        • Sección 6.ª Revisión de las autorizaciones
        • Sección 7.ª Vertidos no autorizados o que incumplen las condiciones de la autorización
        • Sección 8.ª Supuestos especiales de intervención del organismo de Cuenca
        • Sección 9.ª Empresas de vertido
      • CAPITULO III. De la reutilización de aguas depuradas
      • CAPITULO IV. De los auxilios del Estado
      • CAPITULO V. De las zonas húmedas
    • TITULO IV. Del régimen económico-financiero de la utilización del dominio público hidráulico
      • CAPITULO I. Canon de ocupación
      • CAPITULO II. Canon de control de vertidos
      • CAPITULO III. Canon de regulación y tarifas
      • CAPITULO IV. Actos de liquidación
    • TITULO V. De las infracciones y sanciones y de la competencia de los Tribunales
      • CAPITULO I. Infracciones y Sanciones
      • CAPITULO II. Competencias de los Tribunales
    • TÍTULO VI. Contrato de cesión de derechos al uso privativo de las aguas públicas
      • CAPÍTULO I. Del contrato de cesión
      • CAPÍTULO II. Centros de Intercambio
    • TÍTULO VII. De la seguridad de presas, embalses y balsas
      • CAPÍTULO I. Disposiciones generales
      • Capítulo II. Clasificación de las presas y embalses. Fases
      • Capítulo III. Órganos competentes
      • CAPÍTULO IV. Régimen jurídico de la seguridad de las presas, embalses y balsas
  • Disposición adicional cuarta. Colaboración entre Administraciones
  • DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Téngase en cuenta que este Real Decreto pasa a denominarse "Reglamento del Dominio Público Hidráulico que desarrolla los títulos preliminar, I, IV, V, VI, VII y VIII del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio", según establece el art. único.1 del Real Decreto 9/2008, de 11 de enero. Ref. BOE-A-2008-755

Las referencias hechas a los Organismos de cuenca se entenderán verificadas a las administraciones hidráulicas de las Comunidades Autónomas competentes, cuando se trate de las cuencas hidrográficas comprendidas íntegramente dentro de su ámbito territorial, según establece la disposición adicional única del Real Decreto 1315/1992, de 30 de octubre. Ref. BOE-A-1992-26537


Incluye la corrección de errores publicada en BOE núm. 157, de 2 de julio de 1986. Ref. BOE-A-1986-17435

La Ley 29/1985, de 2 de agosto, de Aguas, vigente desde el día 1 de enero de 1986, autoriza al Gobierno en su disposición final segunda para dictar, a propuesta del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, las disposiciones reglamentarias necesarias para su cumplimiento.

El desarrollo reglamentario previsto en el texto legal no se presenta, sin embargo, con un carácter uniforme de necesidad y urgencia para todos sus capítulos, dado que dicho texto resulta lo suficientemente explícito en algunos de sus conceptos para permitir su aplicación directa y, por otra parte, las disposiciones transitorias contenidas en la propia Ley ofrecen un suficiente grado de previsión que permite a su vez elaborar sin tanta premura las disposiciones reglamentarias correspondientes.

Por el contrario, las materias reguladas en los títulos Preliminar, I, IV, V, VI y VII, que se refieren a la definición del dominio público hidráulico y a su utilización y protección, incluidos los regímenes de policía y económico-financiero del mismo, reclaman un inmediato desarrollo a nivel reglamentario que permita, en coordinación con lo dispuesto en el Real Decreto 2473/1985, de 27 de diciembre, relativo a la tabla de vigencias en materia de derecho de aguas, aprobado de conformidad con lo dispuesto en la disposición derogatoria tercera de la Ley 29/1985, la aplicación de esta Ley, que ha de conformar de manera progresiva el nuevo orden hidráulico deseado por el legislador.

En su virtud, de acuerdo con el Consejo de Estado, a propuesta del Ministro de Obras Públicas y Urbanismo y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 11 de abril de 1986,

DISPONGO:

Artículo 1. Aprobación del Reglamento del Dominio Público Hidráulico.

Se aprueba, como anexo al presente real decreto, el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, que desarrolla los títulos Preliminar, I, IV, V (con excepción del régimen jurídico aplicable a los criterios de seguimiento y evaluación del estado de las aguas superficiales y las normas de calidad ambiental, que se regirán por lo previsto en el Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre), VI, VII y VIII del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio; Reglamento que entrará en vigor en el momento de su publicación en el "Boletín Oficial del Estado".


Se modifica por la disposición final 7.1 del Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre. Ref. BOE-A-2015-9806.

Artículo 2.

A la entrada en vigor del Reglamento del dominio público hidráulico, quedarán derogadas las disposiciones contenidas en el apartado segundo del anexo del Real Decreto 2473/1985, de 27 de diciembre, por el que se aprueba la tabla de vigencias a que se refiere el apartado 3 de la disposición derogatoria de la ley 29/1985, de 2 de agosto, de conformidad con lo dispuesto en el citado Real Decreto.

Dado en Madrid a 11 de abril de 1986.

JUAN CARLOS R.

El Ministro de Obras Públicas y Urbanismo.

JAVIER SAENZ DE COSCULLUELA

REGLAMENTO

TITULO PRELIMINAR

Artículo 1.

1. Es objeto del presente Reglamento el desarrollo de los títulos Preliminar, I, IV, V, VI, VII y VIII del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, en el marco definido en el artículo 1.1 de dicho texto refundido.

Lo dispuesto en el apartado anterior se entenderá, respecto del desarrollo complementario del título V, sin perjuicio de lo establecido en el Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre, por el que se establecen los criterios de seguimiento y evaluación del estado de las aguas superficiales y las normas de calidad ambiental.

2. Las aguas continentales superficiales, así como las subterráneas renovables, integradas todas ellas en el ciclo hidrológico, constituyen un recurso unitario, subordinado al interés general, que forma parte del dominio público estatal como dominio público hidráulico (art. 1.2 de la LA).

3. Corresponde al Estado, en los términos que se establecen en la Ley de Aguas y en este Reglamento, la planificación hidrológica, a la que deberá someterse toda actuación sobre el dominio público hidraulico (art. 1.3 de la LA).

4. Las aguas minerales y termales se regularán por su legislación específica (art. 1.4 de la LA). En el expediente para su calificación como tales se habrá de oír al Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo a los efectos de su exclusión del ámbito de la Ley de Aguas, si procediere.


Se modifica el apartado 1 por la disposición final 7.2 del Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre. Ref. BOE-A-2015-9806.

TITULO I
Del dominio público hidráulico del Estado

CAPITULO I
De los bienes que lo integran

Artículo 2.

Constituyen el dominio público hidráulico del Estado, con las salvedades expresamente establecidas en la Ley:

a) Las aguas continentales, tanto las superficiales como las subterráneas renovables. con independencia del tiempo de renovación.

b) Los cauces de corrientes naturales, continuas o discontinuas.

c) Los lechos de los lagos y lagunas y los de los embalses superficiales en cauces públicos.

d) Los acuíferos subterráneos, a los efectos de los actos de disposición o de afección de los recursos hidráulicos (art. 2 de la LA).

Artículo 3.

1. La fase atmosférica del ciclo hidrológico sólo podrá ser modificada artificialmente por la Administración del Estado o por aquellos a quienes ésta autorice (art. 3 de la LA).

Toda actuación pública o privada tendente a modificar el régimen de lluvias deberá ser aprobada previamente por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, a propuesta del Organismo de cuenca.

2. A tal efecto, el Organismo de cuenca, a la vista del proyecto presentado por el solicitante, del conocimiento que exista sobre la materia y de los posibles efectos negativos sobre las precipitaciones en otras áreas, previo informe del Instituto Nacional de Meteorología elevará propuesta al Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo.

3. Cuando la modificación de la fase atmosférica del ciclo hidrológico tenga por finalidad evitar precipitaciones en forma de granizo o pedrisco, la autorización se otorgará por el Organismo de cuenca por un plazo de doce meses, renovables por periodos idénticos.

En la instancia se indicará el alcance de la pretensión y los medios previstos para conseguirla. El Organismo de cuenca, previos los asesoramientos que estime oportunos, otorgará la autorización con carácter discrecional, pudiendo revocarla en cualquier momento si se produjesen resultados no deseados.

4. Cuando los procedimientos empleados a los efectos de este artículo impliquen la utilización de productos o formas de energía con propiedades potencialmente adversas para la salud, se requerirá el informe favorable de la Administración Sanitaria para el otorgamiento de la autorización.

CAPITULO II
De los cauces, riberas y márgenes

Artículo 4.

1. Álveo o cauce natural de una corriente continua o discontinua es el terreno cubierto por las aguas en las máximas crecidas ordinarias (artículo 4 del texto refundido de la Ley de Aguas). La determinación de ese terreno se realizará atendiendo a sus características geomorfológicas, ecológicas y teniendo en cuenta las informaciones hidrológicas, hidráulicas, fotográficas y cartográficas que existan, así como las referencias históricas disponibles.

2. En los tramos de cauce donde exista información hidrológica suficiente, se considerará caudal de la máxima crecida ordinaria la media de los máximos caudales instantáneos anuales en su régimen natural, calculada a partir de las series de datos existentes y seleccionando un período que incluirá el máximo número de años posible y será superior a diez años consecutivos. Dicho periodo será representativo del comportamiento hidráulico de la corriente y en su definición se tendrá en cuenta las características geomorfológicas, ecológicas y referencias históricas disponibles.

En los tramos de cauce en los que no haya información hidrológica suficiente para aplicar el párrafo anterior, el caudal de la máxima crecida ordinaria se establecerá a partir de métodos hidrológicos e hidráulicos alternativos, y, en especial, a partir de la simulación hidrológica e hidráulica de la determinación del álveo o cauce natural y teniendo en cuenta el comportamiento hidráulico de la corriente, las características geomorfológicas, ecológicas y referencias históricas disponibles.


Se modifica el apartado 2 por el art. 1.1 del Real Decreto 638/2016, de 9 de diciembre. Ref. BOE-A-2016-12466.

Se modifica por el art. único.2 del Real Decreto 9/2008, de 11 de enero. Ref. BOE-A-2008-755

Artículo 5.

1. Son de dominio privado los cauces por los que ocasionalmente discurran aguas pluviales, en tanto atraviesen, desde su origen, únicamente fincas de dominio particular.

2. El dominio privado de estos cauces no autoriza hacer en ellos labores ni construir obras que puedan hacer variar el curso natural de las aguas en perjuicio del interés público o de tercero, o cuya destrucción por la fuerza de las avenidas pueda ocasionar daños a personas o cosas (art. 5 de la LA).

Artículo 6.

1. Se entiende por riberas las fajas laterales de los cauces públicos situadas por encima del nivel de aguas bajas y por márgenes los terrenos que lindan con los cauces.

2. La protección del dominio público hidráulico tiene como objetivos fundamentales los enumerados en el artículo 92 del texto refundido de la Ley de Aguas. Sin perjuicio de las técnicas específicas dedicadas al cumplimiento de dichos objetivos, las márgenes de los terrenos que lindan con dichos cauces están sujetas en toda su extensión longitudinal:

a) A una zona de servidumbre de cinco metros de anchura para uso público, que se regula en este reglamento.

b) A una zona de policía de cien metros de anchura, en la que se condicionará el uso del suelo y las actividades que en él se desarrollen.

3. La regulación de dichas zonas tiene como finalidad la consecución de los objetivos de preservar el estado del dominio público hidráulico, prevenir el deterioro de los ecosistemas acuáticos, contribuyendo a su mejora, y proteger el régimen de las corrientes en avenidas, favoreciendo la función de los terrenos colindantes con los cauces en la laminación de caudales y carga sólida transportada.

4. En las zonas próximas a la desembocadura en el mar, en el entorno inmediato de los embalses o cuando las condiciones topográficas o hidrográficas de los cauces y márgenes lo hagan necesario para la seguridad de personas y bienes, podrá modificarse la anchura de dichas zonas en la forma que se determina en este Reglamento.


Se modifica por el art. único.3 del Real Decreto 9/2008, de 11 de enero. Ref. BOE-A-2008-755