¡Disfruta de SmartLeges Premium!

Suscríbete a SmartLeges Premium y disfruta de estas ventajas:

  • Consulta tantas leyes como necesites, gratuitas o de pago, sin coste adicional
  • Consulta casi cualquier ley en varios países gracias al nuevo buscador avanzado. ¡Toda la legislación a tu alcance!
  • Disfruta de todas las características de SmartLeges sin restricciones
Ver los planes

Una aplicación imprescindible y gratuita para profesionales y estudiantes del sector jurídico

Leer más
 

¡Regístrate gratis!

¿Quieres consultar esta y otras leyes completas?

Regístrate gratis y podrás consultar las leyes en tu móvil o tablet, además de subrayar textos, añadir notas...

¡Regístrate gratis!

Compartir esta ley Otras leyes de España
Email Facebook Twitter Google Linkedin Tumblr

CÓDIGO DE COMERCIO

Real decreto de 22 de agosto de 1885 por el que se publica el Código de Comercio.

Ministerio de Gracia y Justicia

BOE 289 de 16/10/1885

Redacción publicada el 21/07/2015


  • LIBRO PRIMERO. De los comerciantes y del comercio en general
    • TÍTULO PRIMERO. De los comerciantes y de los actos de comercio
    • TÍTULO II. Del Registro Mercantil
    • TÍTULO III. De la contabilidad de los empresarios
      • Sección primera. De los libros de los empresarios
      • Sección segunda. De las cuentas anuales
      • Sección tercera. Presentación de las cuentas de los grupos de sociedades
    • TÍTULO IV. Disposiciones generales sobre los contratos de comercio
    • TÍTULO V. De los lugares y casas de contratación mercantil
      • Sección primera. De las Bolsas de Comercio.
      • Sección segunda. De las operaciones de Bolsa
      • Sección tercera. De los demás lugares públicos de contratación. De las ferias, mercados y tiendas
    • TÍTULO VI. De los Agentes mediadores del comercio y de sus obligaciones respectivas
      • Sección primera. Disposiciones comunes a los Agentes mediadores del comercio
      • Sección segunda. De los Agentes colegiados de Cambio y Bolsa
      • Sección tercera. De los Corredores colegiados de Comercio
      • Sección cuarta. De los Corredores colegiados Intérpretes de Buques
  • LIBRO II. De los contratos especiales del comercio
    • TÍTULO PRIMERO. De las compañías mercantiles
      • Sección primera. De la constitución de las compañías y de sus clases
      • Sección segunda. De las compañías colectivas
      • Sección tercera. De las compañías en comandita
      • Sección cuarta. De las sociedades en comandita por acciones
      • Sección quinta. De las acciones
      • Sección sexta. Derechos y obligaciones de los socios
      • Sección séptima. De las reglas especiales de las compañías de crédito
      • Sección octava. Bancos de emisión y descuento
      • Sección novena. Compañías de ferrocarriles y demás obras públicas
      • Sección décima. Compañías de almacenes generales de depósito
      • Sección undécima. Compañías o bancos de crédito territorial
      • Sección duodécima. De las reglas especiales para los bancos y sociedades agrícolas
      • Sección decimotercera. Del término y liquidación de las compañías mercantiles
    • TÍTULO II. De las cuentas en participación
    • TÍTULO III. De la comisión mercantil
      • Sección primera. De los comisionistas
      • Sección segunda. De otras formas del mandato mercantil. Factores, dependientes y mancebos
    • TÍTULO IV. Del depósito mercantil
    • TÍTULO V. De los préstamos mercantiles
      • Sección primera. Del préstamo mercantil
      • Sección segunda. De los préstamos con garantía de valores
    • TÍTULO VI. De la compraventa y permuta mercantiles y de la transferencia de créditos no endosables
      • Sección primera. De la compraventa
      • Sección segunda. De las permutas
      • Sección tercera. De las transferencias de créditos no endosables
    • TÍTULO VII. Del contrato mercantil de transporte terrestre
    • TÍTULO VIII. De los contratos de seguro
    • TÍTULO IX. De los afianzamientos mercantiles
    • TÍTULO X. Del contrato y letras de cambio
    • TÍTULO XI. De las libranzas, vales y pagarés a la orden, y de los mandatos de pago llamados cheques
    • TÍTULO XII. De los efectos al portador y de la falsedad, robo, hurto o extravío de los mismos
      • Sección primera. De los efectos al portador
      • Sección segunda. Del robo, hurto o extravío de los documentos de crédito y efectos al portador
    • TÍTULO XIII. De las cartas-órdenes de crédito
  • LIBRO III. Del comercio marítimo
  • LIBRO IV. De la suspensión de pagos, de las quiebras y de las prescripciones
    • TÍTULO PRIMERO. De la suspensión de pagos y de la quiebra en general
    • TÍTULO II. De las prescripciones
    • TÍTULO III. Disposición general

La primera versión consolidada, que se ofrece como texto original, se corresponde con la de fecha 1 de noviembre de 1996, aunque el texto original se publicó en la Gazeta de Madrid del 16 de octubre al 24 de noviembre de 1885. Ref. BOE-A-1885-6627.

Teniendo presente lo dispuesto en la Ley sancionada por Mí con esta fecha, que autoriza al Gobierno para publicar como Ley el proyecto de Código de Comercio, y conformándome con el parecer del Consejo de Ministros, vengo en decretar lo siguiente:

Artículo 1.º El Código de Comercio referido se observará como Ley en la Península e islas adyacentes desde el 1 de enero de 1886.

Art. 2.º Un ejemplar de la edición oficial, firmado por Mí y refrendado por el Ministro de Gracia y Justicia, se conservará en el Archivo del Ministerio y servirá de original para todos los efectos legales.

Art. 3.º Las compañías anónimas mercantiles existentes en 31 de diciembre de 1885 que, según el artículo 150 del mismo Código, tienen derecho a elegir entre continuar rigiéndose por sus reglamentos o estatutos o someterse a las prescripciones del nuevo Código, deberán ejercer este derecho por medio de un acuerdo adoptado por sus asociados en Junta general extraordinaria, convocada expresamente para este objeto, con arreglo a sus actuales estatutos, debiendo hacer insertar este acuerdo en la Gaceta de Madrid antes del 1 de enero de 1886 y presentar una copia autorizada en el Registro Mercantil. Las compañías que no hagan uso del expresado derecho de opción en el plazo indicado continuarán rigiéndose por sus propios estatutos y reglamentos.

Art. 4.º El gobierno dictará, previa audiencia del Consejo de Estado en pleno, antes del día en que empiece a regir el nuevo Código, los reglamentos oportunos para la organización y régimen del Registro Mercantil y de las Bolsas de Comercio, y las disposiciones transitorias que esas nuevas organizaciones exigen.

Dado en San Ildefonso a 22 de agosto de 1885.

ALFONSO

El Ministro de Gracia y Justicia,

FRANCISCO SILVELA

CÓDIGO DE COMERCIO

LIBRO PRIMERO
De los comerciantes y del comercio en general

TÍTULO PRIMERO
De los comerciantes y de los actos de comercio

Art. 1.

Son comerciantes para los efectos de este Código:

1.º Los que, teniendo capacidad legal para ejercer el comercio, se dedican a él habitualmente.

2.º Las compañías mercantiles o industriales que se constituyeren con arreglo a este Código.

Art. 2.

Los actos de comercio, sean o no comerciantes los que los ejecuten, y estén o no especificados en este Código, se regirán por las disposiciones contenidas en él; en su defecto, por los usos del comercio observados generalmente en cada plaza, y, a falta de ambas reglas, por las del Derecho común.

Serán reputados actos de comercio los comprendidos en este Código y cualesquiera otros de naturaleza análoga.

Art. 3.

Existirá la presunción legal del ejercicio habitual del comercio desde que la persona que se proponga ejercerlo anunciare por circulares, periódicos, carteles, rótulos expuestos al público, o de otro modo cualquiera, un establecimiento que tenga por objeto alguna operación mercantil.

Art. 4.

Tendrán capacidad legal para el ejercicio habitual del comercio las personas mayores de edad y que tengan la libre disposición de sus bienes.

Art. 5.

Los menores de dieciocho años y los incapacitados podrán continuar, por medio de sus guardadores, el comercio que hubieran ejercido sus padres o sus causantes. Si los guardadores carecieren de capacidad legal para comerciar, o tuvieran alguna incompatibilidad, estarán obligados a nombrar uno o más factores que reúnan las condiciones legales, quienes les suplirán en el ejercicio del comercio.

Art. 6.

En caso de ejercicio del comercio por persona casada, quedarán obligados a las resultas del mismo los bienes propios del cónyuge que lo ejerza y los adquiridos con esas resultas, pudiendo enajenar e hipotecar los unos y los otros. Para que los demás bienes comunes queden obligados, será necesario el consentimiento de ambos cónyuges.

Art. 7.

Se presumirá otorgado el consentimiento a que se refiere el artículo anterior cuando se ejerza el comercio con conocimiento y sin oposición expresa del cónyuge que deba prestarlo.

Art. 8.

También se presumirá prestado el consentimiento a que se refiere el artículo 6.º cuando al contraer matrimonio se hallare uno de los cónyuges ejerciendo el comercio y lo continuare sin oposición del otro.

Art. 9.

El consentimiento para obligar los bienes propios del cónyuge del comerciante habrá de ser expreso en cada caso.

Art. 10.

El cónyuge del comerciante podrá revocar libremente el consentimiento expreso o presunto a que se refieren los artículos anteriores.

Art. 11.

Los actos de consentimiento, oposición y revocación a que se refieren los artículos 7.º, 9.º y 10 habrán de constar, a los efectos de tercero, en escritura pública inscrita en el Registro Mercantil. Los de revocación no podrán, en ningún caso, perjudicar derechos adquiridos con anterioridad.